Si tienes cuenta Yahoo! y eres de los que les gustaba hacer shows eróticos a tu novia por webcam, preocúpate: probablemente alguien en Inglaterra te estaba mirando.

La agencia de vigilancia británica, el GCHQ, con apoyo de la tristemente célebre NSA, habría capturado imágenes de las cámaras web de los usuarios del conocido buscador, según lo que muestran los documentos filtrados entre el 2008 y el 2012 por el ex agente de la CIA, Edward Snowden.

Lo peor es que el programa Optic Nerve, que estuvo en funcionamiento como prototipo desde 2008 y funcionó hasta el 2012, no discriminaba si los usuarios debían ser vigilados por algún tipo de actividad sospechosa. Los británicos observaban a cualquiera que quisieran y capturaban, por supuesto, muchas imágenes sexualmente explícitas. En los documentos de Snowden se estima que entre un 3 y un 11% de lo capturado corresponde a material que haría ruborizar a los espiados.

El problema es que GHCQ no tiene forma de saber si los afectados por la violación de su privacidad son solamente británicos, ya que la ley en este país no restringe a los servicios de inteligencia a acceder a imágenes de ciudadanos de fuera de sus fronteras (aunque sí tienen que pedir permiso para poder hacer búsquedas). El GCHQ no tiene obligación de anonimizar la información que recoge, como sí tiene la NSA.

Según indicó Yahoo! al diario The Guardian, ellos no tenían conocimiento del programa e indicaron que esta violación habría afectado a 1.800.000 de las cuentas de este buscador.

El programa Optic Nerve funcionaba originalmente como un sistema de reconocimiento facial automático para monitorear a los objetos de vigilancia del GCHQ quienes eran fotografiados, sin saber, cada 5 minutos. El objetivo, siempre aparentemente noble, era conocer información de eventuales criminales y terroristas y prevenir sus ataques. Sin embargo, el hecho es que espiaban a cualquiera, lo que ha sido catalogado con molestia por Yahoo! como “un nuevo nivel de violación de nuestros usuarios”.