La barbarie se apoderó de París. Una serie de salvajes ataques terroristas acabó con la vida de al menos 129 personas (entre ellas, tres chilenos), obligando al gobierno francés a cerrar sus fronteras y declarar estado de emergencia.

Los atentados golpearon seis puntos de la capital gala: el Stade de France (lugar en que se disputaba un amistoso entre los locales y Alemania), la rue de Charonne, el boulevard Voltaire, la rue Fontaine le Roi, la Rue Alibert y el teatro Le Bataclan, donde se presentaba la banda de rock Eagles of Death Metal y el sitio donde se produjo la mayor cantidad de muertes.

Paris

Uno de los sobrevivientes, Julien Pearce, relató el infierno vivido al interior del teatro: “La gente gritaba, duró unos 10 minutos, diez horrendos minutos donde todos estaban en el suelo cubriendo sus cabezas”. Pearce agregó que vio a un par de tipos, “sin máscaras”, disparando kalashnikovs. En un momento en que recargaron sus armas, el escapó a través de una salida de emergencia.

El primer ministro francés, François Hollande -que debió ser evacuado del Stade de France, donde veía el partido entre Francia y Alemania- condenó los atentados y anunció que irán por los culpables: “Sabemos quienes son”, afirmó. Horas después, la organización terrorista ISIS se adjudicó el ataque.

Aquí, otro testimonio

Las explosiones escuchadas durante el partido entre Francia y Alemania

Un video de los tiroteos en Paris.

 

Los parisinos están ofreciendo sus casas a quienes no pueden llegar a sus domicilios a dormir, debido al toque de queda impuesto por las autoridades. Se están organizando bajo el hashtag 

Por último, un mensaje de paz del caricaturista Jean Jullien

  Peace for Paris   Una foto publicada por @jean_jullien el