El Reino Unido ha dejado oficialmente la Unión Europea. En un referéndum, popularmente conocido como Brexit, la gente de la isla decidió cercenar sus acuerdos con el viejo continente, en una acción que podría afectar a varios sectores y productos, incluyendo a los que van en el título de este post y que han sido utilizados para que nos des tu clic.

Tranquilos, hablaremos de cómo el Brexit podría afectar a la Premier League y a Game of Thrones, pero antes un poco de contexto. ¿Quiénes le dieron ficha al Brexit? Grupos conservadores, ultranacionalistas y fascistas como el partido UKIP liderado por Nigel Farage, y extremistas como Thomas Mair, quien está siendo juzgado por el asesinato de la diputada Jo Cox, ocurrido hace unos días en la víspera del referéndum. ¿Su idea? Dejar de ser regulados por acuerdos comunes con Europa, lo cual tendrá un gran impacto en acuerdos económicos, leyes laborales y de inmigración.

Según organismos internacionales esto podría hundir económicamente al Reino Unido, incluyendo a Irlanda del Norte y Escocia que preferían mantenerse en la Unión Europea. ¿Por qué entonces ganó el Brexit? Es inexplicable. Menos cuando el primer ministro David Cameron (que renunció tras los resultados), banqueros, empresarios como Richard Branson, los Beckham y actores como Keira Knightley y Sir Ian McKellen trataron de impedirlo, pero fueron incapaces de hacerlo. Y cuando ves que ni siquiera Gandalf pudo hacer algo es porque el Ojo de Sauron – a veces- es más fuerte.

¿Cómo esto puede afectar, entonces, a Game of Thrones y a la Premier League?

Brexit is coming

En el caso de la serie de HBO, Game of Thrones, el Brexit podría incidir en los costos de producción de la serie. Actualmente hay fondos que subsidian la filmación de películas y shows de alto presupuesto en territorio europeo. GOT se rueda en España, Croacia, Malta e… Irlanda del Norte. Esta última es la locación de las escenas que refieren a Winterfell, como fue la monumental Batalla de Los Bastardos.

Con el Reino Unido (incluyendo Irlanda del Norte) fuera de la Unión Europea, ese subsidio no existe más. Una nueva tragedia para los Starks.

Ramsay Bolton

¿Premier League?

Una de las cosas que ha convertido a la Premier League en la mejor liga del mundo es que está compuesta por jugadores de todo el planeta. El Brexit, sin embargo, podría devolverla a los años oscuros previos a 1992.

Hoy, los futbolistas europeos no nacidos en el Reino Unido y que juegan en la Premier League, lo hacen gracias a los acuerdos laborales de la UE que los hacen pasar como jugadores/trabajadores comunitarios. Removidos los acuerdos, esos mismos jugadores/trabajadores pasan a ser extranjeros, lo cual requiere permisos y visas de trabajo que, según The Guardian, pone en duda a dos tercios de los futbolistas europeos en la Premier League, entre ellos: Kurt Zouma y César Azpilicueta del Chelsea; Héctor Bellerín y Francis Coquelin del Arsenal; David de Gea, Juan Mata, Morgan Schneiderlin y Anthony Martial del Manchester United; y Eliaquim Mangala, Jesús Navas y Samir Nasri del Manchester City.

Siendo más específicos. Hoy para obtener una visa de trabajo en la Premier League se requiere:

  • Si la selección está entre los puestos 1-10 del ránking FIFA, el jugador extranjero deber haber jugado al menos 30% de partidos internacionales oficiales en los últimos 24 meses antes de la transferencia.
  • Si la selección está entre los puestos 11-20, el jugador necesita haber jugado un 45% de los partidos.
  • Si la selección está entre los puestos 21-30, al menos un 60%.
  • Si la selección está entre los puestos 31-50, al menos un 75%.

Varios de los nombrados no cumplen los criterios, pero tienen la suerte de ser buenos jugadores y que existe la posibilidad de postular a excepciones. Sin embargo, hay otros jugadores (36 detalla The Guardian, sin nombrarlos), que hacen banca y no tienen tantos pergaminos, que ante el resultado del Brexit quizás deberían empezar a buscar nuevos clubes.

Premier LEague

Y ese es el punto al final de todo esto. Game of Thrones y la Premier League son peces grandes que si bien se verán afectados por el Brexit, seguramente, sobrevivirán. Al menos en lo que respecta a sus caras visibles, a sus estrellas.

El drama será para los que están en los escalones más abajo, los que no tienen espaldas, los que tienen menos. Sobre todo si estos son inmigrantes.

Hoy, gracias al Brexit, el Reino Unido dejó de ser un buen amigo.