“Yo soy Gabi Wolscham. No intento parecer o remplazar a nadie, ni más ni menos, ni antes ni después. Soy yo, tengo lo mío y no hay otra que se me compare”. Gabi Wolscham es paraguaya, tiene 26 años, mide 1,68 metros y declara que no le gusta ser considerada la nueva Larissa Riquelme, como ha sido bautizada en innumerables ocasiones por la prensa local.

Gabi Wolscham, hoy, es un personaje angular en la industria del espectáculo paraguayo y de eso no hay dudas.

Gabi Wolscham también tiene un corazón enorme, el cual decidió compartir con XY y con todos sus lectores, en una entrevista que permitirá conocerla, más allá de su estadísticos 98-62-96.

¿Cómo llegaste al mundo del espectáculo?

Y me inicié desde muy abajo, haciendo de anfitriona y edecán desde los 16 años. Poco tiempo después, al quedar en un casting para una publicidad gráfica, ya no pare de hacer fotos, desfiles, presencias. Buscando superarme, ingresé a la música, que desde chiquita me gustaba, y también al teatro y la televisión.

Hablemos de tu carrera de cantante, ¿qué es lo más difícil de aprender a cantar? ¿Quién es tu modelo a seguir?

En realidad debo decir que lo mío con la música es algo pasional. Nunca estudié y es una de mis tareas pendientes. Lo que cante lo hice por placer, gusto y dio la casualidad que también sirvió comercialmente en mi país. Una cantante con la que me identifico mucho es Gloria Stefan.

Ahora aprendes a actuar. ¿Qué famoso es tu ídolo en la actuación? ¿Te gustaría trabajar en teatro o cine?

Por oportunidades que se me dieron en mi carrera, tuve la suerte de probar suerte en la actuación teatral, siendo parte de un par de obras de teatro de revistas y comedias, lo que también me dio la posibilidad de participar en algunos programas de TV de humor. No tengo un ídolo como tal, me gustan las películas de acción y me parece seductor Bruce Willis.

Sé que te gusta el fútbol y Olimpia. Aunque también tienes una debilidad por Real Madrid y, sobre todo, Cristiano Ronaldo.

Olimpia es el club de mis amores en mi país, y por una cuestión de tradición y trayectoria internacional, que lo convierte en el club más ganador de la historia de Paraguay. ¿El Madrid? Porque me ha tocado viajar y trabajar varias veces en España y, sobre todo, en Madrid. Además lleva la misma tradición ganadora de mi club en Paraguay. Y de Cristiano Ronaldo, qué te voy a decir… jijijí. ¿Habrá alguna mujer que no le guste? Es un bombón, pero así de lejos no más me gusta, jajajá. Espero conocerlo y les cuento jajá.

Antes de despedirse, Gabi Wolscham dejó un recado para todos los lectores de XY

“Envío un saludo a todos los lectores y seguidores de Revista XY y los veo pronto. ¡¡Besos!!”

También regaló una inolvidable galería de fotos.

Por cierto, a Gabi Wolscham puedes seguirla en