Simon Smith es un parroquiano regular de La Tortuga Púrpura (The Purple Turtle), un bar de su barrio en Reading, Inglaterra. Lo ha hecho por más de 20 años, pero nunca había tenido una experiencia como la vivida el pasado sábado.

Smith acudía religiosamente a su templo cuando de súbito un autobús local hizo un giro descontrolado, impactándolo de lleno, a escasos metros del bar.

Toda la secuencia del atropello fue capturada por las cámaras de seguridad aledañas. ¿Las imágenes? Perturbadoras.

Sin embargo, pese al golpe, diez segundos después aparece Smith sacudiéndose el polvo y entrando al bar.

Dentro del bar tomo varias cervezas. No, mentira. En realidad, llamó a los servicios de urgencia, quienes lo atendieron por moretones y heridas menores.

“Hemos conocido a Simon por 20 años. Fue al hospital, pero está bien. Quizás un poco frágil. Los paramédicos lo llevaron en ambulancia. Está un poco dolorido y un poco en shock. Todo ha sido muy loco”, confesó Stuart McNaught, administrador de The Purple Turtle.

Otros no la cuentan dos veces.

Mira el sorprendente video del hombre que entra a un bar después de ser atropellado por un bus.