Cada vez es más claro que la capacidad de emprender, con la independencia económica y laboral que implica, tiene mejor prensa que antes, cuando se valoraba con mayor intensidad trabajar por años en una misma empresa.

El sistema hoy valora la libertad de las personas para utilizar las diversas herramientas existentes y desarrollar -a través de ellas- actividades privadas con características lucrativas. En ese marco teórico, emprender se transforma en una manera de vivir.

No sólo estimula la actividad del mercado, al generar una rueda virtuosa de proveedores y consumidores, sino que –además- se transforma en una sólida palanca económica, considerando que las pymes proveen el 80% de los empleos en el país.

Sin embargo, aún existen algunas barreras difíciles. Una de ellas es la falta de una infraestructura capaz de responder a sus requerimientos desde la orientación en etapas tempranas, hasta un mayor y mejor acceso al financiamiento. Las fases posteriores también requieren instancias de apoyo, pues enfrentarse a los mercados implica variados conocimientos nuevos.

Haciendo frente a este desafío, LanzateSolo.cl (filial de la compañía suiza Startups) exhibe un reconocido éxito. “Periódicamente hemos efectuado  charlas gratuitas y eso nos ha permitido profundizar un excelente feedback de intereses y necesidades”, subraya Andrés Zárate, gerente general.

El servicio que desarrolla se emparenta con la dinámica pública de “empresas en un día”, con una importante diferencia: LanzateSolo.cl tiene la posibilidad de realizar todo tipo de iniciación de actividades, sin limitaciones, desde la personal hasta la sociedad más compleja.

A través de su sitio web efectúan trámites y entregan herramientas para la conformación de una empresa y su puesta en marcha. Si bien es privada y cobra por sus servicios, ofrece una fórmula diseñada para que –al final del proceso- la persona reciba una serie de asesorías (contabilidad, leyes sociales, aspectos legales, marketing) con las que recupera su inversión, ya que tendrá su empresa andando y soluciones concretas a los requerimientos más importantes.

Junto a ello cuenta con una activa academia con la que desarrolla diversas actividades de enseñanza, tanto para dar los primeros pasos de emprendimiento, como para contar con más herramientas y desarrollar un efectivo plan de negocios.

“Como nuestro objetivo principal es aportar a la cultura del emprendimiento en Chile, creemos que las buenas ideas de los emprendedores requieren ser potenciadas con buenas decisiones”, subraya Zárate.