La obsesión de Quentin Tarantino por el realismo estuvo a punto de producirle serias lesiones a Uma Thurman durante el rodaje de Kill Bill, pues como ya es conocido a estas alturas, el director se empecinó en que la actriz rodara personalmente una escena de acción conduciendo un auto, lo que finalmente terminó con ella aplastando el coche contra un árbol.

El hecho era sabido, pero el video respectivo era todo un misterio, pues la producción lo mantuvo oculto durante 15 años, obviamente para evitar posibles demandas

El caso es que pasado el tiempo las imágenes le fueron proporcionadas a Uma Thurman, quien las difundió en la red y ahora todos podemos ver lo ocurrido.

Según los datos de la producción, la escena se rodó a 40 Km/h, pero como se aprecia en el video el coche no tiene bolsas de aire y queda la sensación de que todo pudo haber resultado mucho peor para la protagonista. Por su parte, Tarantino reconoció que metió la pata y se disculpó… tan solo 15 años después.

Acá puedes ver el video y sacar tus propias conclusiones.