Charlie Sheen es VIH positivo. Lo supimos ayer, en un circo de especulaciones. Que se enteró hace cuatro años, que todo se debía a su licencioso estilo de vida, que había sido extorsionado para mantener el secreto a salvo y que incluso había contagiado a otras personas, a sabiendas de su condición. Todo brutal.

Hoy, cada uno de esos puntos fue abordado por el propio Sheen, en una entrevista con Matt Lauer de Today Show, el matinal del canal NBC. Lo primero fue reconocer el diagnóstico: “Estoy aquí para admitir que soy VIH positivo”, dijo. Luego respondió a cada uno de los rumores.

“Tengo que detener esta lluvia de ataques, sub verdades, además de historias volubles y dañinas que amenazan mi salud y la de otros”

Sheen comenzó revelando cómo se enteró de que era VIH positivo. “Tenía dolores de cabeza, migrañas y sudé en la cama por tres días consecutivos. Pensé que era un tumor cerebral, que todo se había terminado. Después de una batería de tests, vinieron a la habitación y ¡bum!… Son tres letras difíciles de absorber”, señaló.

El contagio ocurrió hace cuatro años, aunque Sheen no tiene muy claras las circunstancias en que contrajo el virus. Al mismo tiempo reconoció que en ese período es “imposible” que haya transmitido la enfermedad. Agregó que cada vez advirtió a sus parejas sobre su condición y que esas personas “estuvieron bajo el cuidado de mi doctor“. El profesional en cuestión, Robert Huizenga, aclaró que los niveles del virus son “indectetables” y que Sheen, en ningún caso, tiene sida.

Sheen también se refirió a las extorsiones que ha sufrido. El actor, conocido mayormente por su participación en la serie “Two and a half men”, soltó que ha pagado un monto cercano a los 10 millones de dólares en estos “chantajes”. Sin embargo, espera que tras la entrevista sea liberado de esa “prisión”