Las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus siglas en inglés) son una disciplina de la lucha que de a poco han ido conquistando al mundo. El torneo más espectacular es el Ultimate Fighting Championship (UFC), en Estados Unidos. Están los mejores peleadores y todos los elementos para convertirlo en un show bastante rentable. Es un mundo rudo, pero donde también aparecen trazos de gracia femenina.

La cúspide de ese factor lo representa Arianny Celeste, la mujer más famosa del octágono. Hija de padre mexicano y madre filipina, Arianny creció en Las Vegas. Ahí estudió en la Universidad de Nevada, consiguió un título en Administración, Fitness y Nutrición y en 2006 se topó con la fiebre de las peleas de lucha libre, transformándose en una de la muchachas que anuncian los rounds. En esa labor no dejó indiferente a nadie. Revistas como FHM, Maxim e incluso Playboy (contenido no apto para el trabajo) la reclutaron para ponerla en portada.

Arianny es una celebridad, habla español perfecto y su última labor es defender a los animales del mundo. La organización PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) la reclutó como rostro para un breve juego arcade. En él, ella le pide a un luchador de MMA (Aaron Simpson, Georgi Karakhanyan o Jake Shields), rescatar gatos, ratas, monos y perros de la crueldad que sufren en estudios de medicina. La gráfica es noventera, al estilo de clásicos como “Double Dragon”.

“El videojuego de PETA es una vía absolutamente increíble, innovadora y única de llegar a la gente que podría no estar preocupada por la crueldad que estos animales enfrentan… Gamers que probablemente no irían al sitio de Peta ahora comenzarán a preocuparse de cosas que están pasando diariamente”, afirmó Celeste.

A Arianny puedes seguirla en su sitio web, en Facebook, Instagram y su Twitter @AriannyCeleste

Ahora, a rescatar animales junto a ella. Hay premio:

Sobre El Autor