Papas fritas, completos, alcohol… Qué difícil es renunciar a todos esos placeres cuando uno quiere ponerse en forma y lucir tonificado.

Pero, ¿es necesario hacerlo? La modelo estadounidense Chrissy Teigen propone un camino alternativo, un programa de ejercicios en que conviven tus placeres y tus planes, un mundo en que haces flexiones de brazos y abdominales, mientras engulles comida chatarra.

La naturalidad y sensualidad de Teigen, ciertamente, sirven como una titánica y espectacular motivación. Sin embargo, no se garantiza su belleza al final del programa.

El video de los ejercicios fue realizado por Doug Inglish para el generoso calendario de adviento de Love Magazine, una campaña que nos recuerda que la Navidad es tiempo de pechos amor y paz.