En solo 157 centímetros de estatura, Marguerite Diane Empey encerraba a una mujer decidida, con convicciones claras y que la convirtieron en una ave rara de mitad del siglo XX. Descubierta por el mismo fotógrafo que catapultó la carrera de Marilyn Monroe, Empey cambió su nombre de soltera por el de Diane Webber y con él construyó una carrera que la llevó a convertirse en la Playmate del mes de mayo de 1955 y febrero de 1956, en la revista Playboy.

Diane Webber posó para una larga lista de revistas, propagando uno de sus grandes ideales: el naturismo. O sea, andar por la vida desnudo, pilucho, calato.

También fue portada de discos de vinilo y actuó en algunas películas que la convirtieron en una de las primeras sirenas de la pantalla grande. Su rol más recordado fue “Mermaids of Tiburon” (1962), pero fue el único. También tuvo una participación en “The Witchmaker”, donde presenta otro de sus grandes talentos: la danza del vientre.

Ahora te dejamos con una galería de la inmortal Diane Webber