Cuando Frozen debutó en los cines, mucha gente le preguntaba a Elsa Hosk si la princesa Elsa estaba basada en su vida. La respuesta es no, obviamente, pero hay un par de elementos en común: es rubia, tiene los ojos azules y viene de Suecia, un país donde el invierno es un verdadero reino de nieve y hielo.

Hosk es una destacada modelo que hoy figura como ángel de Victoria’s Secret. Antes también trabajó para Dior, Dolce & Gabbana y Guess, entre otros. Una carrera sólida para una mujer de 26 años que llegó a las pasarelas, luego de una larga vuelta.

Elsa, que se define a si misma como un “ratón de biblioteca”, siempre prefirió los estudios, y una vez fuera del colegio incluso probó suerte en la liga femenina de básquetbol de su país, tratando de sacar provecho de su altura (1,77 m.) Pero un día, viendo el poco interés de los suecos en el deporte, decidió cambiar de aires.

Por cierto, Elsa tiene Instagram, donde aplica conceptos clásicos de la fotografía para compartir belleza. Aquí, una muestra:

@bryanzaragoza_ and @panosphair working their magic today on set

Una foto publicada por elsa hosk (@hoskelsa) el

@victoriassecret

Una foto publicada por elsa hosk (@hoskelsa) el

Mornin styling: @anyaziourova

Una foto publicada por elsa hosk (@hoskelsa) el

@victoriassecret @davidbellemere

Una foto publicada por elsa hosk (@hoskelsa) el

Good morning @davidbellemere

Una foto publicada por elsa hosk (@hoskelsa) el