Daenerys Targaryen comenzó como una tímida y triste princesa de una dinastía desterrada desde los siete reinos. Su ambicioso hermano, Viserys, la vendió sin su consentimiento a Khal Drogo, líder de la tribu de los Dothraki, quien la transformó en su esposa. Una triste vida. Sin embargo, con el paso de los episodios, la muchacha se enamoró, se comió el corazón crudo de un caballo y se convirtió en la madre de tres dragones y Khaleesi, la reina de su nuevo pueblo.

¿Un cuento de ficción? “Game of thrones”, la exitosa serie de TV exhibida en Chile por HBO y que galopa ya en su tercera temporada. Daenerys es uno de los personajes fundamentales de la saga y tiene a varios embobados. Su look platinado, ligero de ropa y algunos desnudos son parte de esa magia, pero también su fortaleza, su carácter y determinación feminista dentro de un mundo regido por hombres. “Soy Khaleesi de Dohtraki. Soy la esposa del gran Khal y llevo a su hijo dentro de mí. La próxima vez que me levantes una mano, será la última vez que la tengas”, amenazó a su hermano, luego de que este la golpeara.

No hay dudas de su rudeza. Pero detrás de ella hay una dulce actriz que se ha vuelto objeto de adoración en Hollywood. Es Emilia Clarke, inglesa de 25 años, y quien aterrizó de emergencia en el elenco de la serie basada en la novela “A song of ice and fire” de George R. R. Martin. El papel de Khaleesi era originalmente para Tamzin Merchant (de la serie “Los Tudors”), pero a última hora y por razones que se desconocen, el director de la producción le pegó un telefonazo. Era 2010, ella se había graduado recién el año anterior del Drama Center London y tenía problemas para pagar sus cuentas.

“Nunca había escuchado de los libros y pasé 48 frenéticas horas en Wikipedia”, le contó a “The New York Times”, sobre cómo se preparó para las audiciones. Su primer día de grabación también fue alocado. “Fue sobre un caballo. Era petrificante, escalofríante. Yo puedo montar, lo he hecho antes porque crecí en el campo. Pero hacerlo en cámara es diferente. Y montar con otros 60 caballos al lado es loco”, confesó a “The Huffington Post”.

Su participación en “Game of thrones”, además, empieza a subir sus bonos en la industria. Ya estuvo en una adaptación de “Breakfast and Tiffany’s” en Broadway, está fichada en la película “The garden of last days” y suena como una de las favoritas para interpretar a Amanda Steele en la adaptación cinematográfica de “50 shades of Grey”. Un ascenso meteórico, complementado por las alabanzas que recibe cada vez que va a una alfombra roja.

Pero ella sigue enfocada en ser Khaleese. “Ella cometió un montón de errores, ha estado esperando su tiempo y en esta temporada ella realmente golpea el piso, acelerando de 0 a 100. Ha sido maravilloso, porque tiene mucho que hacer y mucho que aprender”, ha dicho sobre el desarrollo del personaje en la tercera temporada de la serie. También se muestra orgullosa de lo feminista que es. “Una de las tantas cosas que amo de ella es que me está dando un oportunidad de llevar la bandera de chicas jóvenes y mujeres, para ser más que la esposa o la novia de alguien”.

¿Algo malo? Emilia, de pelo castaño, a veces quiere ir a todos lados con la cabellera platinada de Daenerys, pero no la dejan por dos motivos: es cara y la reconocerían en la calle. “Es tonto decirlo, pero cuando me saco la peluca al final del día, me siento desilusionada cuando miro al espejo”, le contó a la revista “GQ”.

Sobre El Autor