Aquí no hay adivinos, sin embargo, lea bien y no se olvide de este nombre: Emily Ratajkowski. El apellido es difícil, culpa de su padre de origen polaco. Pero enfóquese, usted puede. La joven de 21 años es algo así como una estrella en formación. Tiene talento, belleza y una gracia natural que los cerebros de la industria de los famosos no están dispuestos a dejar pasar.

Emily nació en Londres, pero su pasaporte dice que es ciudadana de los Estados Unidos. Creció en Encinitas, California y a los 14 años, Ford Models le echó el ojo, sabiendo que lo suyo estaba en las pasarelas. Ella siempre fue independiente y vivió algunas temporadas en Marbella, la capital del carrete veraniego tecno-dance-electrónico (y todos sus derivados) europeo. También probó un año en la UCLA, con la idea de estudiar Bellas Artes (su padre es pintor). Pero al final desistió de todo para dedicarse al modelaje, tiempo completo.

Su especialidad es trajes de baño y lencería. Ha sido rostro de Forever 21 y Nordstrom, además de varias portadas masculinas. ¿El gran salto? Este 2013, Emily participó del videoclip de la canción “Blurry lines” de Robin Thicke, la cual metió bulla por diversas razones. En marzo fue número uno en el ránking billboard, con ritmo cadencioso y letras calentonas, las que se reflejaban en el clip. En él, Emily es una de las tras chicas que Thicke y dos de sus amigos intentan seducir. ¿El detalle? Las muchachas se pasean los 4 minutos y 31 segundos que dura el hit, en topless. YouTube, por cierto censuró el video.

¿Buuuu? Si bien hay una versión en bikini, aquí compartimos el link original y sin censura:

http://www.vevo.com/watch/robin-thicke/blurred-lines-unrated-version/USUV71300526

Emily Ratajkowski también tiene diversos canales para seguirla:

Sobre El Autor