Que una mujer decida compartir en Instagram fotos que capturan su belleza, no te da derecho a acosarla ni menos a enviarles fotografías de tu pene. Bajo ninguna circunstancia.

Sospechamos que son varias las chicas que deben pasar por este trauma de manera silenciosa. Sin embargo, una de ellas decidió salir al frente y darle una lección a todos los pervertidos que piensan que una foto de su aparato sexual es algo romántico que la seducirá: hablamos de Emily Sears.

#laundryday & packing for #chicago on ThursdayS/[email protected] #squats #results

Una foto publicada por #EMILYSEARS (@emilysears) el

La modelo australiana se aburrió de los tontitos y como una forma de combatirlos decidió exponerlos públicamente e incluso acusarlos con sus respectivas novias.

En una conversación con Buzzfeed, Emily Sears dijo:

“Usualmente recibo una dos fotos de penes al día, como mínimo. Ha pasado constantemente y por tanto tiempo que me cansé de este tipo de asquerosos y pertubadores mensajes y comentarios online”

Civilízense, muchachos. A las musas se las trata y admira con respeto.

I miss you @gregoriophotography

Una foto publicada por #EMILYSEARS (@emilysears) el

Another shot from @cheadsmagazine by @fancygomez link to full set and interview in bio

Una foto publicada por #EMILYSEARS (@emilysears) el

@geaphoto

Una foto publicada por #EMILYSEARS (@emilysears) el

The furthest thing from perfect like everyone I know @335mm

Una foto publicada por #EMILYSEARS (@emilysears) el