Hija de mexicanos, Gabriela Cevallos se ha convertido en toda una socialité en Sidney, Australia. Animadora de programas en Fuel TV y dueña del restorán Mero Mero, la modelo también es parroquiana habitual de revistas como Maxim y FHM, donde expresa toda su sangre latina.

Últimamente, su vida, eso sí, ha estado más en la prensa rosa y amarilla. Esto debido a su quiebre con el rugbista Sam Burguess y a un juicio por una supuesta golpiza a una colega. La justicia, después de dos años, entregó esta semana su sentencia, corroborando los puñetazos y arañazos, pero adjudicándolos a la categoría “en defensa propia”, por lo que zafa de cualquier pena.

Ella es la brava, Gabriela Cevallos: