La playa, la arena y el sol. La magia del verano empieza a tocar las trompetas en el hemisferio sur e Irina Ostroukhova, nuestra Chica XY, lo recuerda con un bikini verde esmeralda que sacude el gris del invierno y un video que lo hará perder la memoria y la coordinación por un momento breve de su vida.

Al googlear su nombre, eso sí, las referencias son escasas. Sabemos que Irina es mitad rusa y mirad tártara, que estudió en el Reino Unido y que la agencia Max Models está confiada en convertirla en la nueva súper modelo de trajes de baño.

Su primera estación es Sudáfrica, donde los vivarachos de la revista FHM la detectaron con sus antenitas de vinil y le pidieron hacer una sesión de fotografías que quedó impresa en la edición papel de septiembre y en un videoclip acompañado de las notas de “Blurred Lines”. En realidad, la canción da la mismo.

Ella es Irina Ostroukhova.