¿Rubias o morenas? En los años 50 la respuesta estaba inclinada hacia las primeras. La aparición de Marilyn Monroe fue determinante y bombástica para cargar la balanza, y la cúspide de la tendencia fue la película “Gentlemen prefer blondes” (Los caballeros las prefieren rubias) de 1953. En esa misma película, sin embargo, había una morena capaz de descabezar al más cuerdo: nuestra Chica XY de hoy, la voluptuosa y penetrante Jane Russell.

Su presencia intimidaba y dejaba una estela de heridos por las flechas del amor. Era dura (reconocida republicana) y quería hombres como los hacían antes. “Me gustan los tipos que pueden correr más rápido que yo”, decía. Dos años después de hacerla colisionar en pantalla con Marilyn, los estudios crearon “Gentlemen Marry Brunettes” (Los caballeros se casan con las morenas). No obstante, ni el éxito ni la trascendencia fueron similares.

Pero poco importaba, su boleto a la galería de las leyendas lo había conseguido una década antes, cuando con apenas 19 años formó parte del casting del film “The Outlaw” (El Forajido). Russell fue reclutada por el magnate Howard Hughes para una historia que la ponía como objeto de disputa de Doc Holliday y Billy the Kid, El póster promocional la mostraba ella en un pajar, sosteniendo un arma y exhibiendo su fértil escote (97 centímetros). Motivos suficientes para que la censura de entonces embargara su debut durante cinco años. Una vez liberada, Hughes la promocionó así: “Hay dos buenas razones de por qué los hombres tienen que ir a verla”.

Rústico, básico y poco fino, pero dio resultado.

Jane se convirtió en chica pinup y la gran morena de los 40 y los 50. En 2011, Russell falleció, con 89 años.

**** “The Outlaw” tiene licencia: Public Domain

Sobre El Autor