Uno de los grandes debates en la historia del ser humano hombre es: ¿pechos o traseros?

Desde tiempos remotos se han escrito versos, esculpido figuras y pintado cuadros exaltando la belleza de uno u otro, pero pese a todo el raciocinio involucrado, no existe acuerdo. Hay ocasiones en que el busto toma la delantera y existen otros períodos, como el actual, en los que el derriere gobierna.

El fenómeno se ha ido consolidando a medida que fuiste creciendo: el baile de la botella, el axé y el reciente e infernal twerking de Nicki Minaj en Anaconda. Vivimos en una especie de culocracia, un bombardeo que sería incompleto si no mencionamos a la Booty Queen, Jennifer Lopez.

La puertorriqueña se presentó esta semana en el evento Fashion Rocks y demostró en cancha por qué es ella quien impone las reglas a la hora de sacudir lo que se debe sacudir

Por si no te enteraste la canción se llama “Booty” (culo) y ya había levantado olitas por el sneak peak del videoclip, donde JLo aparece con Iggy Azalea.

¿En qué terminará esto? No somos adivinos. Pero mientras el devenir del Universo presenta salidas o respuestas, te invitamos a detenerte unos segundos y reflexionar junto a las fotos que JLo comparte con sus seguidores en Instagram.