Al mirar a Jessica Burciaga uno puede ver toques de Jennifer Lopez o Beyoncé, pero al final del día sigue siendo Jessica Burciaga. Descendiente de mexicanos, franceses e irlandeses, la modelo tiene un amplio currículum y logros que seguramente la harán sacar pecho cuando le cuente historias a sus nietos.

Su carrera comenzó el 2005, enviando fotos a la revista “Stuff”, luego apareció como rostro de varias marcas, incluido el juego de boxeo Fight Night Round 3 de EA Sports. Su éxito no pasó inadvertido para Playboy que la puso en su revista y como Dealer de Black Jack en el club del conejo en Las Vegas.

Jessica Burciaga, eso sí, no se duerme en los helechos de la juventud. Pensando que el oficio es corto también desarrolló habilidades de mercado y hoy es madre orgullosa de Sailor and Saint, marca de ropa para chicas.

Se autodefine como una princesa Disney y una animal lover. Ella es Jessica Burciaga: