“¿Cómo Kate Upton se convirtió en la mujer más guapa de la Tierra?”, “Kate Upton, la nueva razón para amar a nuestro país”. Son algunos de los títulos de portada de las revistas de papel couché gringas. Desde la masculina “GQ”, hasta las publicaciones de vida social y estilo como “Vogue”. Todas se derriten ante esta muchacha de 20 años, nacida en Michigan.

¿Qué la hace tan deseada? Al compartir con ella y verla, lo primero que salta a la vista es su tremendo compromiso con el trabajo. Un día se le puso en la cabeza la idea de ser modelo de traje de baño y llegar a la cumbre de ese nicho: ser parte de la revista “Sports Illustrated”. En 2011 lo logró siendo la “novata del año” y en 2012 y 2013 se convirtió en la chica de la portada. La última realizada en la Antártida, donde estuvo al borde de la hipotermia (es un hecho, no una figura narrativa), mientras modelaba bikinis.

Esa misma tapa le valió antipáticas e indeseadas críticas sobre su peso. En serio, ¿qué importa? Ella es feliz con lo que tiene y eso es lo único que vale. Además, hace un gran bien a la humanidad, pues evita dar el equívoco mensaje de la delgadez extrema, presente en el modelaje y que muchas veces deriva en desórdenes alimenticios como la anorexia.

¿Qué más? Otro punto de ascenso en su carrera es su enorme vínculo con las redes sociales. Ama Twitter (su frase en la bio es “Demasiado de alguna cosa puede ser maravilloso”, Mae West), Vine y en YouTube, dos videos la ayudaron en el despegue de su carrera. En ambos sale haciendo un dougie, un movimiento de baile relacionado con el hip hop. Uno como espectadora de un partido de Los Angeles Lakers y en otro en una sesión de fotos.

Para seguirla en Twitter: @KateUpton https://twitter.com/KateUpton

Y para verla algo más de cerca un vídeo que es todo ternura: