El periódico británico, Daily Mail, decidió hacer un experimento social.

Para eso contrataron a la modelo Kelly Klein, a quien la hicieron pasearse por las calles de Londres en un topless camuflado por body paint. El objetivo –> ver cuánta gente era capaz de darse cuenta del truco. Obviamente, hicieron un video para compartir sus hallazgos.

Sí, mucha gente se dio cuenta. Pero en honor a la verdad, creemos que mucha de la gente que miró a Kelly Klein lo hizo más por su belleza que por el hecho del body paint en sí mismo. Además, hacía frío.

Saquen sus propias conclusiones.

Mientras lo hacen, los dejamos con algunas imágenes Kelly Klein, a través de su cuenta en Instagram.

Una foto publicada por Kelly Klein (@kellyklein_) el