A Pamela Díaz se le conoce en Chile como La Fiera. El apelativo nació al calor de las batallas verbales que sostuvo en el reality “La Granja Vip” (2005) y hoy descansa en su habilidad de deconstruir (gracias Derridá) la farándula nacional sin afanes académicos, sino que haciendo gala de su afilada e inclemente lengua.

La modelo -de “baja costura”, como se define en Twitter- apareció en la órbita mediática a mediados de los años 90, concursando en la ya difunto “Venga Conmigo”, siendo rostro de Malta Morenita y como calcetinera número 1 de uno de los héroes de la Sub 17 de Japón 1993: un tal Manuel Neira con el que pololeó, se casó y se separó.

La carrera de Pamela Díaz en TV es amplia y eso se debe a su gran virtud: sabe reinventarse dependiendo de las exigencias de la industria y al paso de los años. ¿Un ejemplo? Su ruta de Chica Mecano a sus actuales labores como panelista-animadora de “Sav”.

Franca, y por momentos ácida, Díaz también tiene un corazón generoso con todos sus seguidores, a quienes llama “Mi People”. Durante este fin de semana, a todos ellos, les dedicó esta sesión de fotos. Y ojo, que prometió más.