Sheila se considera una chica sencilla. “Soy la típica girl next door”, ha dicho, y lleva esto como una filosofía de vida. Prefiere que la reconozcan por su trabajo, no por asistir a los eventos, tan típicos en el rubro.

Ella es vasca. Nació en Vitoria en 1985 y empezó en esto del modelaje gracias a un amigo que le recomendó visitar a su agente de Traffic Models en Madrid.

Ya a los 21 años consiguió un hito importante: en octubre 2004, fue elegida chica Interviú, la popular revista española. Gracias a ello, recibió ni más ni menos que 6.000 euros de premio. De ahí en adelante, su carrera fue solamente hacia arriba y trabajar en grandes campañas publicitarias de

A ella eso no la nubla y refuerza que lo suyo es la sencillez: “Me encanta ver películas en casa, que me hagan reír, que me cocinen cosas ricas…”