George Clooney ha destrozado una larga lista de corazones femeninos. El último pertenece a Stacy Keibler. La relación entre ambos emergió en agosto de 2011 y de inmediato aparecieron cuestionamientos sobre si la actriz, modelo y ex combatiente de lucha libre podría dominar el alma loba del galán hollywoodense. Dos años después, la respuesta está en la mesa.

Keibler, de 33 años y 1,80 metros de estatura, ganó notoriedad en Estados Unidos como participante de la WWE. En el ring tuvo diversos nombres, como Nitro Girl, Super Stacy o La Duquesa de Dubleyville. Sus largas piernas pusieron glamour a la competencia. Tanto que empezó a ser cara recurrente en publicaciones como Maxim o Stuff, donde incluso tenía una columna sobre acondicionamiento físico. Su participación en “Dancing with the stars”, saliendo tercera en la segunda temporada, ayudó a avivar sus bonos en la industria.

Luego vino el romance con Clooney (52), el cual finalmente la puso en el panteón de las celebridades. Ella, eso sí, nunca habló demasiado de la relación. “Realmente no es asunto de nadie. La vida personal es vida personal”, afirmó alguna vez.

¿El motivo del quiebre? El 4 de julio empezaron los rumores de distanciamiento. Ese día, Clooney celebró el día de la independencia de Estados Unidos, en el lago Como de Italia, mientras que Stacy estaba sola en Malibú. A través de terceros, que hablaron en la revista “People”, se supo que la causa del quiebre reside en la negativa del actor por tener hijos. “Ella renunció. Ella quiere tener hijos y familias algún día y ella sabe cuál es la opinión de George al respecto” contó la fuente que no quiso dar su nombre.

¿Qué creen de la decisión de Clooney de no tener hijos?

Siga a Stacy Keibler en

Facebook

Twitter

Instagram