Tania Arias dice que no tiene ninguna gota de sangre asiática en sus venas. Sin embargo, por sus rasgos faciales, siempre hubo alguien que hacía la referencia. Sobre todo al hablar de sus perfectos y mágicos ojos almendrados. Más de alguien la llamó Pukka y a ella nunca le gustó mucho, pero hoy las cosas son distintas.

PukkaLa dulce Tania es parte del calendario hot del Mundial de Brasil 2014, diseñado por HR Models, la agencia de modelos donde trabaja. En él, tal como Noelia Maciel lo hace con Chile y Simone Villar con Alemania, representa los colores de la selección de Japón. El cariño con oriente ahora es parte de su piel. “Soy una japonesita más, me he vuelto fanática de ellos”, cuenta a XY.

“Al principio tenía miedo, pensaba que en Japón, que son reservados, no les iba a gustar que fuera como la musa, que no iba a pegar, pero estoy emocionada por la aceptación que he tenido”, agrega. Una muestra de su éxito es que ha aparecido en más de 50 portales de internet en Asia. Incluso el seleccionado de los Samuráis Azules, Shinji Kagawa, la sigue en Twitter.

-No es por ser celoso, pero ¿te ha escrito algún mensaje?

-Je, no. Solo favoritea algunos post.

Al igual que el resto del team del calendario, Tania Arias aterriza en Brasil el 9 de junio para diversas actividades que buscan promocionar su trabajo como modelo.

-Tania, ¿qué haces además del modelaje?

-Estudio segundo año de periodismo. Quiero hacer periodismo deportivo. Siempre me ha gustado. Leo las secciones deportivas de los diarios y jugaba fútbol, en Cerro Porteño, de delantera. Pero ya no como antes, desde que tuve una rotura de ligamentos posterior de la rodilla.

-¡Ouch!

-Sí y todavía no me opero.

-Aquí nos ofrecemos de enfermeros, je. ¿Tienes algún placer culpable?

-Soy bien tranquila. A ver, me gustan las películas de terror, pero después no puedo dormir, tengo que llamar a mi mamá.

-¿Y el novio?

-No, estoy soltera hace un tiempo.

-¿Qué pasó?

-Estaba muy enamorada. Esta persona una vez dijo que se iba de viaje a Brasil y nadie sabe qué pasó. Desapareció, nunca más lo pude ver y no tengo alguna forma para contactarlo.

-Él se lo pierde. ¿Cómo se puede conquistar a ese corazón roto?

-Lo primero no es lo material. Me gusta que alguien me demuestre que está interesado, que sea muy atento. Tiene que ganarme.

-Listo, anotado.