La modelo rusa Victoria Bonya reveló recientemente que fue temporalmente detenida en el aeropuerto de Los Angeles, Estados Unidos, porque los agentes del terminal aéreo pensaron que era una espía.

Todo el incidente comenzó cuando los funcionarios encontraron una tarjeta de negocios de una compañía de cámaras escondidas, entre su equipaje. Al principio, Bonya creyó que se trataba de una broma, pero cuando las preguntas sobre Vladimir Putin y la KGB se pusieron serias, la modelo temió ser deportada.

La ex chica Playboy y mujer de 37 años, finalmente convenció a los agentes que la tarjeta se la habían entregado de manera casual. Uno de sus argumentos fue su cuenta en Instagram, donde tiene más de cinco millones de seguidores, y exhibe su trabajo como modelo en lugares como Monaco, Dubai, Marbella y… Estados Unidos.

He aquí, parte de la evidencia.

Любимые девочки Рада вам сообщить, что мы совместно с Maison @d_angelann презентуем нашу новую коллекцию Это солнечно-желтое платье из нити шелка и вискозы “signature model” из моей линии С него началась моя первая коллекция оно никогда не выйдет из моды…очень женственное и нежное Вы можете приобрести его во всех бутиках @d_angelann: А также можно осуществить онлайн покупку на нашем официальном сайте www.maisonangelann.com #angelann#fashion#d_angelann#NewCollection#SoringIsInTheAir

Una publicación compartida de Victoria Bonya (@victoriabonya) el

#Just #hungry

Una publicación compartida de Victoria Bonya (@victoriabonya) el