Siete (sieben) a uno (eins). 7-1. En el fútbol la combinación de esos números no tiene doble lecturas. Es una paliza, un saco de goles que desde este martes adorna los libros de historia. El mundo todavía está con la cabeza dando vueltas, luego de la magistral exhibición de Alemania al demoler y humillar a Brasil en las semifinales de su propio Mundial, el Mundial que pretendía sepultar el Maracanazo de 1950 y que se convirtió en una pesadilla que rompió aún más el corazón.

Un partido, la reacción de los medios (portadas de diarios), la de los hinchas (a través de memes), y la maldición de Mick Jagger son parte de una historia que desmenuzamos a continuación:

El juego

Los términos bélicos se usan a menudo como metáfora del fútbol. El de hoy es Blitzkrieg o ataque relámpago. Alemania fue inclemente y gran parte de su éxito se construyó en apenas 18 minutos, el lapso de tiempo en que marcaron los primeros cinco tantos de esta afrenta. Todo en un suspiro. Müller a los 11′, Klose a los 23′ (superando a Ronaldo como goleador histórico de los mundiales, con 16 dianas), Kroos a los 24′ y 26′, y Khedira a los 29′. Brasil no se movía, parecía indolente ante el llanto de los niños en las tribunas. La ausencia del capitán Thiago Silva en defensa era demasiado evidente. Dante, su sustituto vivía un infierno, y David Luiz era una caricatura (¿Bob Patiño?). En ataque las cosas eran peores. Sin Neymar no había esperanza. El doblete de Schürrle en el segundo tiempo estiraba las cosas a 7, mientras que Oscar algo de honor rescataba en el último estertor del partido.

Shock mundial

Memes

La maldición de Mick Jagger

Si uno creía que el ex presidente de un país del cono sur de Sudamérica era yeta, no conoce los poderes de Mick Jagger, vocalista de The Rolling Stones y uno de los espectadores de la debacle brasileña. ¿Cómo uno puede creer semejante tontera, que una persona pueda ser responsable de la mala suerte de todo un país?

Sudáfrica 2010: Jagger asistió a tres partidos y en los tres quedó eliminado el equipo que apoyaba. Inglaterra (su tierra natal), Estados Unidos (al que alentó junto a Bill Clinton) y Brasil (el país de su hijo con la modelo Luciana Giménez). ¿Coincidencia?

Brasil 2014: Jagger en concierto en Roma dice que Italia será campeona del mundo. Out. En Lisboa dice que será Portugal. Out. En Twitter apoya a Inglaterra ante Uruguay. Out. Brasil-Alemania, primer partido in situ (junto a su hijo) y la historia ya la sabemos. Siete (Seiben) – Uno (Eins)