El Calcio italiano es la única de las grandes ligas europeas que estaba de vacaciones. Pero la espera se acabó. La Serie A comienza este fin de semana con 19 equipos tratando de alcanzar el título que hoy es propiedad de la Juventus. Cada unos de los clubes se ha reforzado de acuerdo a sus posibilidades, aunque existe la sensación de que algo falta. “La cultura del fútbol italiano está 10 o 20 años atrasada. La forma en que pensamos y vivimos está totalmente equivocada. Estamos detrás del fútbol inglés, el español y el alemán. Pronto estaremos también detrás del fútbol francés” se quejó el volante de la Roma, Daniele de Rossi.

La crítica es a la calidad de los estadios, los horarios y la idea o sensación de poco espectáculo y la falta de nombres.

Pese a ello, los clubes se las arreglaron para conseguir jugadores tan deseados como Gonzalo Higuaín y Carlos Tévez. Mira acá quien los fichó y el resto de novedades del campeonato 2013-2014, club por club:

 MilanAC Milan. El objetivo rossonero es cortar el dominio de la Juve en la liga local, pero a la hora de analizar el mercado de pases no se ve un esfuerzo muy supremo, sino que más bien austero. Massimiliano Allegri dejó partir a Mario Yepes y Massimo Ambrosini y a cambio recibió algunas figuras que pueden aceitar el funcionamiento del cuadro y darle mayor juventud. En la zaga, se cerró la compra definitiva del colombiano Cristian Zapata y se tomó en préstamo a Matías Silvestre (Inter). En la posta de Ambrosini llegó el enérgico Andrea Poli, desde la Sampdoria, y también se sumó Riccardo Saponara, quien posee características más ofensivas.

AtalantaAtalanta. El movimiento ha sido escaso en Bérgamo, algo extraño considerando que en el curso anterior acabaron en el puesto 15, a ocho puntos del descenso. El club perdió los servicios de Federico Peluso, defensor cedido a la Juventus, pero en su reemplazo lograron quedarse con el internacional colombiano, Mario Yepes, quien a los 37 años quiere seguir demostrando sus capacidades. También se compró definitivamente el pase de Lucas Cigarini y se confía en que el delantero Marko Livaja domine su temperamento y que el volante Giacomo Bonaventura consolide lo bueno que se habla de él.

BolognaBologna. Los rossoblu no ganarán el título. Lo que les queda es no obtenr un boleto a la B. Bajo esa premisa, el equipo se arma lentamente. En el mercado se buscó alguien que complementara su trabajo con Alessandro Diamanti, pulmón del club, y que reemplazara a Alberto Gilardino en la posición de 9. La respuesta a eso fue Rolando Bianchi, ex capitán de Torino, y cuya relación con el gol es más o menos frecuente. Por si las moscas, también llegó Robert Acquafresca. En el ítem bajas se inscribe el extremo Saphir Taider y el volante Manolo Giabbadini, de exquisita técnica.

CagliariCagliari. Después de un horroroso comienzo, el equipo de Sardinia manejó bien los hilos para acabar en la medianía de la tabla y sin el fantasma del descenso en la oreja. Iván Pulga fue el DT que obró el milagro y que pretende entregar un nuevo estatus al club. El problema es que su máxima figura, Thiago Ribeiro, armó sus maletas rumbo a Brasil. Su ausencia deberá ser cubierta por el chileno Mauricio Pinilla, Marco Sau y Víctor Ibarbo. A la hora de los fichajes, el equipo anduvo lento y solo aseguró al defensa Danilo Avelar, que había estado a préstamo en la temporada anterior, y el griego Marios Ikonomou, quien viene a reforzar el centro del campo.

Catania

Catania. El club siciliano vivió una temporada sin sobresaltos, en la medianía de la tabla. El problema ahora es que tres elementos clave de ese buen pasar ya no están: el zaguero Giovanni Marchese, el creador Francesco Lodi y el escurridizo argentino Alejandro Gomez. El DT Rolando Maran se rasca la cabeza buscando una solución, pero mientras se las debe apañar con lo que ha llegado, que en todo caso no da para quejarse. Ahí están los defensas argentinos Fabián Monzón y Gino Peruzzi, además del ghanés Kingsley Boateng, de buena forma, y que debe procurar alimento al goleador Gonzalo Bergessio.