Ver a Portugal en los mundiales no es tan común como parece. Su visita a Brasil es recién la sexta presencia en la máxima cita del balompié. En la historia aún reverbera el tercer puesto logrado en Inglaterra 1966, gracias a los zarpazos de Eusebio. Hoy los lusos cuentan con un jugador igual o incluso superior a la Pantera Negra, y es en sus hombros donde recae la esperanza de la nación.

Por supuesto hablamos de Cristiano Ronaldo. CR7 está llegando a la madurez de su carrera y, quizás, es una de las oportunidades más claras de los europeos para superar al pasado. En las clasificatorias, el jugador no pudo botar a Rusia del primer puesto de su zona, pero en el repechaje brilló para apartar del camino a la Suecia de Zlatan Ibrahimovic. ¿Lo negativo? La temporada fue exitosa, pero también dejó heridas físicas que lo tienen con una débil condición física. ¿Podrá CR7 recuperarse a tiempo?

Participaciones anteriores: 5

Mejor ubicación: Tercer Lugar (Inglaterra 1966)

Entrenador: Paulo Bento

Rivales: Alemania, Ghana, Estados Unidos

Nominados

Arqueros: Beto (Sevilla), Eduardo (SC Braga), Rui Patrício (Sporting)

Defensas: André Almeida (Benfica), Bruno Alves (Fenerbahçe), Fábio Coentrão (Real Madrid), João Pereira (Valencia), Neto (Zenit), Pepe (Real Madrid), Ricardo Costa (Valencia)

Mediocampistas: João Moutinho (Mónaco), Miguel Veloso (Dynamo Kiev), Raul Meireles (Fenerbahçe), Rúben Amorim (Benfica), William Carvalho (Sporting), Rafa (SC Braga)

Delanteros: Cristiano Ronaldo (Real Madrid), Éder (SC Braga), Hélder Postiga (Lazio), Hugo Almeida (Besiktas), Nani (Manchester United), Varela (FC Porto), Vieirinha (Wolfsburg)

Análisis

Beto hizo una campaña decente en Sevilla, la cual fue potenciada por el título de los andaluces en Europa League. Sin embargo, es muy probable que sus actuaciones no alcancen para desplazar a Rui Patrício como arquero estelar de los lusos. El golero que defiende al Sporting jugó todas las clasificatorias y es fijo en el esquema de Paulo Bento.

Joao Pereira tuvo un año de los buenos defendiendo al Valencia. Veloz en ataque, un poco menos en la coberturas, pero esencial por la banda derecha portuguesa. En el centro, Pepe. El zaguero parece rústico, pero hay buenos elementos que esconde: tiene un 81% de efectividad en pases, casi infalible en el mano a manos gana el 61% de los duelos aéreos y recibe menos tarjetas de lo que uno cree (9 amarillas y 0 rojas con el Real Madrid). Lo malo es su carácter y que es deshonesto. A su lado, surge Bruno Alves, quien destaca por sus cabezazos en ambos extremos de la cancha. ¿En la izquierda? El sobreestimado Coentrao.

En tareas de contención,Portugal cuenta con tres jugadores para dos posiciones. Bento todavía no decide, pero lo más probable es que apueste por la capacidad en pelotas detenidas de Miguel Veloso y el patrullaje incansable y astuto de Raúl Meireles, quien da susto solo al mirar sus tatuajes y raros cortes de pelo. Un octavo de paso más atrás está el joven Willian, una perla nacida en Angola y que con 22 años es el futuro luso. En labores más ofensivas, en tanto, la misión de crear cae en los pies de Joao Moutinho: peligroso en pelota muerta, buen asistido (8 en el Mónaco) y además contribuye en labores defensivas (promedió 2,5 tacles -total de 77- por partido en la pasada liga francesa).

Al hablar de ataque en Portugal, el nombre de Cristiano Ronaldo emerge inmediato. Pero empecemos por el eslabón débil. Los lusos no tienen un gran 9 y de los que van a Brasil es probable que el titular sea Postiga, quien apenas disputo 141 minutos en la Lazio. Por las bandas, uno es Nani, también con cada vez menos cantidad de minutos en el Manchester United, pero un hombre veloz y de definición exquisita que no se puede dejar solo. ¿El otro? CR7, quien viene de marcar 48 goles por su club (31 en la Liga y 17 en la Champions) ¿Es necesario agregar algo más?

Mira a los otros integrantes del Grupo G:

Revisa el calendario y los otros grupos del Mundial Brasil 2014