Bélgica es la selección pop de este Mundial. Todos hablan de lo bien que juegan, de la generación dorada de jugadores que la conforman y que quizás, en una de esas, se mete en tierra de gigantes para disputar seriamente el trofeo de Brasil 2014. Mucho de lo que se dice es cierto. Les Diables Rouges (Diablos Rojos) poseen varios elementos que son tendencia en el planeta fútbol, empezando con Eden Hazard.

Su clasificación a la Copa del Mundo fue una aventura sin mayores contratiempos (ganaron 8 de sus 10 partidos), con altos niveles defensivos y de producción ofensiva. ¿Dónde están las dudas? En los laterales y en la escasa experiencia de sus jugadores. Sí, varios son campeones en ligas europeas, pero ninguno en la nómina -con excepción de Van Buyten- ha jugado un Mundial antes, pues Bélgica no llegaba a esta etapa desde 2002.

La recomendación es no perderlos de vista.

Participaciones anteriores: 11

Mejor ubicación: Cuarto Lugar (México 1986)

Entrenador: Marc Wilmots

Rivales: Rusia, Argelia, Corea del Sur

Nominados

Arqueros: Thibaut Courtois (Atletico Madrid/Chelsea), Simon Mignolet (Liverpool), Sammy Bossut (Zulte-Waregem)

Defensas: Toby Alderweireld (Atletico Madrid), Anthony Vanden Borre (Anderlecht), Daniel Van Buyten (Bayern Munich), Vincent Kompany (Manchester City), Jan Vertonghen (Tottenham Hotspur), Thomas Vermaelen (Arsenal), Nicolas Lombaerts (Zenit Saint Petersburg), Laurent Ciman (Standard Lige)

Mediocampistas: Axel Witsel (Zenit Saint Petersburg), Marouane Fellaini (Manchester United), Steven Defour (Porto), Moussa Dembele (Tottenham Hotspur), Nacer Chadli (Tottenham Hotspur), Kevin De Bruyne (Wolfsburg)

Delanteros: Romelu Lukaku (Everton/Chelsea), Divock Origi (Lille), Eden Hazard (Chelsea), Kevin Mirallas (Everton), Dries Mertens (Napoli), Adnan Januzaj (Manchester United).

Análisis

Que la valla del Atlético Madrid haya sido la menos batida de la última Liga BBVA y que en 20 partidos se hayan ido del estadio con su arco en cero, es una muestra de un buen sistema defensivo, pero también de un gran arquero. Hablamos de Thibaut Courtois. El portero belga es estrella de Europa, gracias a su gran posicionamiento. Courtois no necesita volar para atajar. Con Bélgica sus números también claman por elogios. Y apenas tiene 22 años.

En la zaga, Bélgica tiene jugadores con experiencia, pero a la vez muestra algunas grietas. El hombre clave es el capitán Vincent Kompany, quien hace la misma labor en el Manchester City. Es rápido y cuando es exigido en el juego aéreo responde (72% de efectividad). También va bien en las pelotas detenidas, desde donde nacieron sus cuatro goles en la última Premier League. A su lado está Van Buyten, el más experimentado de la selección (es el único que jugó un Mundial), pero su falta de continuidad en el Bayern Munich puede pasarle la cuenta. Lo mismo que a Alderweireld, el lateral diestro, y Verthongen, quien generalmente es central, pero es destinado a la banda izquierda.

Bélgica, generalmente, puebla el mediocampo con tres hombres: Witsel, Fellaini y Defour. Este último es el que pone el equilibro, el tipo fiero y que patrulla las espaldas de sus compañeros. Witsel lo acompaña un poco con esas labores, cargado hacia la izquierda, pero con más recorrido vertical. Por la derecha, aunque más suelto surge Fellaini, el volante de prominente corte de pelo afro y que si bien le costó afirmarse en el Manchester United, goza de crédito en Bélgica, donde sus últimos tres goles fueron de cabeza. La banca con Dembele, De Bruyne y Chadli es bastante poderosa y no sería extraño algún cambio.

El tridente ofensivo tiene el lado derecho dispuesto a la modificación. Pero, usualmente, la posición es designada a Mirallas. En el centro, variaba entre Benteke y Lukaku, sin embargo, el primero quedó fuera de la nómina por lesión. Lukaku (ahora en duda) es un verdadero talento como “9” y con apenas 21 años. Fue el hombre de los goles en la clasificación ante Croacia. En la Premier es el séptimo delantero con más tiros al arco (101) y convirtió en 15 ocasiones (5 de derecha, 7 de izquierda y 3 de cabeza). Nada mal. Finalmente, por la izquierda, uno de los llamados a brillar: Eden Hazard. Veloz, encarador y de esos jugadores a los que cuesta un mundo quitarles la pelota. ¿Su gran truco? Juega por la izquierda, pero es diestro: cuando engancha hacia adentro el arco queda a su disposición. En el Chelsea convirtió 14 goles. Además sabe tocar: 7 asistencias y creo otras 85 ocasiones de gol para sus compañeros, la cifra más alta de la EPL.

Mira a los otros integrantes del Grupo H:

Revisa el calendario y los otros grupos del Mundial Brasil 2014