Rio2016

4 minutos, 26 segundos y 36 centésimas. Ese es el nuevo récord mundial en los 400 metros combinados de la natación femenina. Un resultado que arrasó con la anterior marca por más de dos segundos (4:28,43) y cuya dueña es la húngara Katinka Hosszú, The Iron Lady.

La victoria es una revancha para la Dama de Hierro, una deportista que suele dominar los campeonatos mundiales, pero que hasta ahora nunca había ganado una medalla en Juegos Olímpicos, pese a haber competido en Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012. Lo de Londres fue lo más doloroso, terminando cuarta en los mismos 400 medley, y una marca que la llevó a considerar el retiro.

En ese entonces era la favorita y tenía la edad ideal (23), según los expertos.

Sin embargo, para pasar la derrota y la depresión en que cayó, Katinka Hosszú continuó nadando. Y lo hizo más que nunca, compitiendo en todas la pruebas que podía: 100m., 200m., 400 m., 800 m.,… mariposa, pecho, libre. Un proceso extenuante liderado por su esposo y entrenador Shane Tosup, y que culminó con la prensa bautizándola como “The Iron Lady”. Podios, medallas, historietas inspiradoras y ser la primera mujer en ganar más de 1 millón de dólares en premios fueron partes de sus logros.

Katinka Libro

Además de varios campeonatos mundiales y el lanzamiento de una marca de productos bajo su seudónimo.

Éxito tras éxito, pero la meta era Río de Janeiro 2016. Y en su primera competencia, Hosszú no decepcionó, en un récord que será difícil de bajar en el corto plazo. Una victoria que volvió loco a su esposo en las tribunas, y que ahora le permite decir que es una campeona olímpica.

“Nadar esta mañana cerca del récord, en una ronda preliminar me hizo pensar que podía ir más rápido, pero no me di cuenta que podía hacerlo tan rápido. No puedo creer que rompí el récord por tanto… Los últimos cuatro años he estado preparándome para correr, entrené básicamente los cuatro años y no tuve más de un día libre. Ha sido duro. El gran cambio es que ahora puedo decir que soy una campeona olímpica, algo que aún no he procesado del todo”, dijo a la DPA.

Katinka Hosszú, originaria de Pécs (1989) y fanática coleccionista de zapatillas (tiene más de 100 pares sobre todo LeBron James), escribió un lindo capítulo en su vida. Sin embargo, el libro de la historia sigue abierto para ella. La Dama de Hierro aún tiene otras competencias en Río 2016, nuevas oportunidades para alcanzar la eternidad.