Dosis diarias con las mejores historias de los Juegos Olímpicos de Río 2016:

EL CLAVADO DE ORO DE SHAUNAE MILLER

¿Qué estás dispuesto a hacer para ganar un oro olímpico? Bueno, la atleta de Bahamas Shaunae Miller creyó que lo mejor era lanzarse un piquero en la meta de los 400 metros planos. Su fue plan resultó exitoso y con un tiempo de 49,44 segundos logró arrebatarle la presea dorada a la multicampeona Allyson Félix, en un momento olímpico imborrable.

EL TAMAÑO SÍ IMPORTA EN EL SALTO CON GARROCHA

Pasó hace unos días, pero recién comienza a ser viral. El atleta japonés Hiroki Ogita no pasó a las rondas finales del salto con garrocha, luego de que su pene se estrellara con la barra. Ouch. Otro gran momento de Rio 2016.

NADIE ES PERFECTO, TAMPOCO SIMONE

La gran estrella de la gimnasia estadounidense era candidata segura a convertirse en la primera persona en ganar cinco oros en su disciplina durante los mismos Juegos Olímpicos. Sin embargo, la atleta tuvo un pequeño traspié en la barra, cediendo la medalla dorada a la holandesa Sanne Wevers.

EL FESTÍN DE SAWAN

Luego de terminar su participación en el bádminton olímpico, competencia en que no logró medalla, el deportista australiano Sawan Serasinghe decidió que de todas maneras necesitaba un premio al esfuerzo. Fue así como se reventó comiendo comida chatarra.

GRACIAS, TOMÁS

El gimnasta chileno no pudo cerrar su carrera olímpica con una medalla colgada al cuello. Tomás González acabó séptimo en la final del salto, en una competencia dominada por el norcoreano Ri Se-Gwan.