Dosis diarias con las mejores historias de los Juegos Olímpicos de Río 2016:

LAS MENTIRAS DE LOCHTE

Hace unos días, Ryan Lochte y otros tres nadadores estadounidenses denunciaron un supuesto robo a punta de pistola en una bencinera cerca de la villa olímpica. La seguridad ha sido tema durante las Olimpíadas, pero con los días la historia de Lochte ha comenzado a desmoronarse: no hubo robo ni nada de eso. Todo fue una coartada para ocultar que los propios deportistas habían vandalizado el recinto gasolinero.

BOLT CERCA DEL TRIPLE TRIPLE

Aunque se vio un atisbo de descontento en su mirada (quería batir el récord mundial), Usain Bolt ganó fácilmente la medalla de oro en los 200 metros planos con un tiempo de 19,78 segundos. Así, Bolt sumó su octavo título olímpico y solo le queda revalidar el oro en el relevo 4×100 para conseguir su soñado triple triple (3 oros en 100 m., 3 oros en 200 m. y 3 oros en 4x100m.)

LOS LEONES DEL HOCKEY SON DE ORO

La selección argentina de hockey sobre césped masculina logró convertirse en el primer equipo latinoamericano en conseguir un oro olímpico. La travesía de Los Leones fue sellada con un 3-2 de thriller sobre Bélgica.

LOS HERMANOS BRITÁNICOS DEL TRIATLÓN

Gran Bretaña obtuvo el oro y la plata en la prueba del triatlón. El dato curioso es que los ganadores son hermanos: Alistair (oro) y Jonathan (plata) Brownlee. Buena génetica, ¿eh?.

UF, LA SALVADA DEL 4×100 DE ESTADOS UNIDOS

Estados Unidos vivió una enervante experiencia en la competencia 4×100. Durante las rondas clasificatorias Allyson Felix se estrelló con una competidora brasileña, impidiendo la entrega de la posta a English Gardner, lo cual dejó a los norteamericanos en el último puesto y sin chance de clasificar a la final por tiempo. Sin embargo, el comité organizador, ante la singularidad del incidente/accidente, decidió darle una oportunidad a Estados Unidos para correr nuevamente. Sin competidores, el cuarteto liderado por Felix volvió a la pista y consiguió el tiempo necesario para avanzar a la final.