Tiempo de volver a lo nuestro.

La Copa América fue muy bonita y todos sabemos que la Copa Chile tiene menos glamour que un Daewoo Tico. Ne-ce-si-ta-mos fútbol y, afortunadamente, este fin de semana comienza por fin el Torneo Apertura 2015. Todos los equipos poseen caras nuevas, pero por ahora solo nos centraremos en el rostro que piensa: el DT.

Hay varios cambios en las bancas. El actual campeón, Cobresal, tiene a un debutante, mientras que José Luis Sierra cambió Unión Española por Colo Colo, lo que significa que no veremos a Héctor Tapia por un tiempo.

Todos tienen una historia como jugador y, por lo mismo, hemos decidido que una buena forma de conocer quiénes son es recordar el pasado de cada uno de ellos como futbolista:

JOSÉ CANTILLANA – ANTOFAGASTA

El Tigre tuvo un paso bien discreto por el fútbol nacional. Su posición natural era defensa y defendió tan solo dos camisetas: la de Deportes Iquique y Cobresal.

En los mineros se retiró en 1994, cuando tenía 28 años de edad.

JORGE PELLICER – AUDAX ITALIANO

Se desempeñaba como mediocampista. No tenía particular brillo y pasó por tres clubes: Audax Italiano, Deportes Temuco y la Unión Española.

Debutó en 1984 con la casaquilla de los itálicos y se retiró en Unión Española, en 1992, después de sufrir una hepatitis que casi lo deja en el otro patio. Su único título como futbolista fue la Copa Chile 1992 con los hispanos.

ARTURO NORAMBUENA – COBRESAL
Norambuena

vía cruzados.cl

El valdiviano llegó tarde a la fiesta del fútbol, pero aún así dejó su huella. Luego de brillar en el fútbol universitario -estudió Ingeniería-, Iberia le abrió las puertas al profesionalismo en 1996, cuando tenía 25 años. Sus conquistas rápidamente lo llevaron a primera división, donde triunfó con la camiseta de Universidad Católica. Le alcanzó para ser seleccionado e incluso ir a probar a Quilmes de Argentina.

La lista de camisetas que defendió es la siguiente: Iberia, Santiago Morning, Universidad de Concepción, Audax Italiano, Universidad Católica, Quilmes (Argentina), Cobreloa, Islanders (Puerto Rico)   ¿Títulos? Dos: el Apertura 2002 junto a la UC y el Clausura 2004 junto a Cobreloa.

JOSÉ LUIS SIERRA – COLO COLO

Sierra

El Coto debuta en la banca de los albos, un camarín que conoce de su época de jugador. De zurda exquisita, Sierra deslumbró como “10”. Su estreno, eso sí, fue como puntero izquierdo, con 21 años y con la camiseta de Unión Española. Lleno de talento, el Coto tuvo varias oportunidades en el extranjero, defendió la camiseta de la selección en el Mundial de Francia 1998 y coleccionó una serie de títulos nacionales. Pero vamos por parte. ¿Qué camisetas se puso?

  • Unión Española
  • Real Valladolid (España)
  • Colo Colo
  • Sao Paulo (Brasil)
  • Tigres (México)

 Antes de retirarse en Unión, en 2009, con 41 años de edad, el Coto logró varias coronas entre las que destacan tres Copa Chile (dos con los hispanos y una con Colo Colo) y cuatro campeonatos nacionales (tres con los albos y uno con los de Santa Laura).

HUGO VILCHES – HUACHIPATO
HUgo Vilches

vía Huachipato FC / Facebook

El hombre que está en la historia por ser el primer DT de Barnechea en Primera División (aunque solo estuvo un partido) y que ahora dirige a Huachipato, tiene pocos antecedentes rastreables. ¿El más significativo? Su paso por la Universidad de Chile en 1988 y 1989, los años en que los azules fueron a la B y volvieron. Jugaba como delantero.

NELSON ACOSTA – IQUIQUE
Nelson Acosta

Con la camiseta de Everton (vía antronio.cl)

Qué personaje Don Nelson. Uruguayo de nacimiento, pero chileno por opción. Muchos lo recordarán por sus logros como DT, la clasificación de Chile a Francia 98 o la medalla de bronce de Sidney 2000, pero el tipo también tiene historias con los botines puestos.

Acosta era un perro de presa, un mediocampista de contención de esos rústicos, de esos que raspan. Debutó en las canchas con los tricoplayeros de Huracán Buceo, en 1969, y tres años después se ponía la camiseta del glorioso Peñarol, donde obtuvo sus únicos títulos como profesional: los campeonatos nacionales de 1973, 1974 y 1975.

En 1976 arma sus maletas y aterriza en Everton de Viña del Mar. Era el inicio de su romance con Chile. También jugó en O’Higgins, Fernández Vial y colgó las botas en Lota Schwager, en 1984. En vez de irse, se quedó para siempre.

PABLO SÁNCHEZ – O’HIGGINS
Vitamina

vía losandes.com.ar

Vitamina es argentino y nunca pasó por pastos chilenos para desplegar su talento de “10”. Debutó en Rosario Central, en 1992, y rápidamente se convirtió en ídolo, así como objetivo de clubes europeos. En el Viejo Continente defendió la camiseta del Feyenoord (Holanda) y el Deportivo Alavés (España).

En este último no tuvo mucha continuidad, por lo que volvió a Argentina: Gimnasia y Esgrima La Plata, otra vez Rosario Central (el club de sus amores) y Quilmes fueron las últimas estaciones antes de colgar las botas a los 32.

Su único título como profesional fue la Copa Conmebol de 1995.

PABLO GUEDE – PALESTINO

Pablo Guede

Otro argentino que no conoció los pastos chilenos como jugador. Era delantero y debutó en 1993 con la camiseta de Platense. Después de dos años en el Deportivo Español, emigró a… España.

En la península ibérica, defendió varias camisetas de equipos que deambulaban por las divisiones inferiores. A saber: Xerez, Málaga, Elche, Polideportivo Ejido, Real Jaén y el Melilla, donde finalmente se retiró en 2006.

Su momento más destacado fue un triplete que ayudó al Málaga a subir de la Segunda B a Segunda en 1997.

MARIO SCIACQUA – SAN LUIS
Mario Sciacqua

vía San Luis / Facebook

Puntero derecho, iniciado en las divisiones inferiores de Newell’s Old Boys, donde tuvo como técnico al faro moral de este sitio, Don Marcelo Bielsa. Eso sí, su debut en el profesionalismo fue con la camiseta de Colón de Santa Fe, en 1992.

Su carrera fue corta: apenas cuatro años y cuatro camisetas. Además del sabalero, Sciacqua también defendió a Arsenal de Sarandí y los equipos peruanos de Deportivo Municipal y FCB Melgar.

Se retiró en 1996 para seguir su carrera como entrenador.

MARCO ANTONIO FIGUEROA – SAN MARCOS DE ARICA
Marco Antonio Figueroa

vía peloteroschilenos.blogspot.com

Delantero goleador y con un genio tan malas pulgas como el que se le conoce hoy en sus labores de DT. Se estrenó en Unión La Calera, en 1984, y luego de un paso por Everton se fue a conquistar México. Allá, el Fantasma se convirtió en ídolo y máximo goleador en la historia del Morelia (130 anotaciones) e incluso recaló en el América.

Volvió a Chile a comienzos de los 90 para vestir la camiseta de Cobreloa, en la mítica campaña de 1992. Tras eso eso regresó al Morelia, defendió la camiseta del Celaya y cerró su carrera en 1999 con los colores de Universidad Católica.

Sus únicos dos títulos son la Copa de Campeones de la Concacaf de 1990 (América) y el Campeonato Nacional de Chile de 1992 (Cobreloa).

EMILIANO ASTORGA – SANTIAGO WANDERERS

Astorga

Zaguero central batallador y buen rechazo en las pelotas aéreas, dicen. La mayoría de su carrera la vivió en equipos de segunda y tercera división. El primero de ellos fue San Antonio Unido, en 1978. Luego pasó por Magallanes, Unión La Calera, Rangers, Deportes Naval, Soinca Bata, Melipilla y Santiago Morning, club en el que decidió abandonar las canchas, en 1996.

FERNANDO VERGARA – UNIÓN ESPAÑOLA

fernando vergara ok

Delantero, buen cabeceador, melena al viento… en su mejor época a Fernando Vergara le decían el Bam Bam Zamorano de los pobres. Debutó en 1988 defendiendo los colores de Audax Italiano y tuvo una breve experiencia en el FC Brüttisellen-Dietlikon (?) de Suiza antes de volver a suelo nacional y ponerse la camiseta de la U.

También pasó por Fernández Vial y Antofagasta antes de vivir sus mejores años en Colo Colo. Con los albos logró cuatro títulos nacionales (1993, 1996, Clausura 1997, 1998) y una Copa Chile (1996).

En el extranjero tuvo pasos por Rayo Vallecano (España) y Universitario (Peru). Finalmente usó sus últimos cartuchos en Unión Española, en 2002.

ARIEL PEREYRA – UNIÓN LA CALERA

Iniciado en las divisiones inferiores de Godoy Cruz, este delantero mendocino hizo gran parte de su carrera en los potreros chilenos. El Fantasmista debutó por el Tomba en 1994 y en 1998 ya pisaba céspedes en este lado de la cordillera. Coquimbo, Everton, Unión La Calera y Curicó Unido fueron los otros conjuntos a los que defendió. También tuvo un breve paso por el Italmaracaibo de Venezuela.

Sus últimos años como profesional los vivió con los cementeros de La Calera, mismo club que hoy dirige.

MARIO SALAS – UNIVERSIDAD CATÓLICA
Mario Salas

vía cruzados.cl

 

El Comandante Salas era de la misma línea de Acosta. Volante de corte, rústico, de esos que dejan pasar la pelota o el jugador, pero nunca ambos juntos. Una condición, quizás, producto de sus días en el rugby.

Su primer club como profesional fue Everton. Su debut por los ruleteros fue en 1987. También pasó por Unión Española, Palestino, Colo Colo, Santiago Morning y Santiago Wanderers, donde se retiró en 1999.

¿Títulos? La Copa Chile de 1993 con Unión Española y la edición 1996 del mismo torneo con Colo Colo. Eso, además de tres coronas nacionales, en 1996, Clausura 1997 y 1998. Todas con los albos.

MARTÍN LASARTE – UNIVERSIDAD DE CHILE

Lasarte

Machete Lasarte, entrenador azul, debutó en 1980 en el club uruguayo de Rentistas. En su país también defendió las camisetas de Rampla Juniors, Defensor Sporting, Central Español y el mítico Nacional de Montevideo. Su trabajo en ese equipo, precisamente, despertó el interés del Viejo Continente, en especial del Deportivo La Coruña.

En el conjunto gallego, Lasarte se ganaría su apodo de Machete, gracias a su habilidad como defensor para cortar avances rivales. Los ayudó a subir y a mantenerse en Primera. Su aporte fue tan reconocido que incluso portó la cinta de capitán.

Fue parte del plantel de Nacional que ganó la Copa Libertadores 1988 y la Copa Intercontinental del mismo año.

Se retiró en Rampla Juniors, en 1996.

RONALD FUENTES – UNIVERSIDAD DE CHILE
ronald fuentes

Facebook / Universidad de Concepción

Gran defensor central, hombre que perfeccionó la idea de líbero en el fútbol chileno durante los 90.

Como jugador solo tuvo dos camisetas: Cobresal, equipo con el que debutó en 1988, y la Universidad de Chile, donde conoció la gloria: ganó cuatro títulos nacionales (1994, 1995, 1999 y 2000) y dos Copa Chile (1998 y 2000).

Sus grandes actuaciones lo llevaron a la Selección Chilena que clasificó al Mundial de Francia 1998. En la Copa del Mundo, su figura siempre será recordada por un balón casual que dio en su mano y que fue sancionado como penal por la mafia FIFA el árbitro Lucien Bochardeau, en el 2-2 inaugural ante Italia.

Se retiró en la U, en 2001.