Un día como hoy, hace 40 años, debutó uno de los genios más fascinantes del fútbol mundial: Diego Armando Maradona. Un tipo que transformaba cada jugada en una pincelada de arte.

Con 15 años y el número 16 en la espalda, el Pelusa, como le decían entonces, entró a la cancha de La Paternal para defender los colores de Argentinos Juniors. Diego ingresó en reemplazo de Rubén Giacobetti y nada pudo hacer en la derrota 1-0 de Los Bichos Colorados ante Talleres de Córdoba. Pero quienes fueron testigos del momento aseguran que ese día fue mágico.

En Argentinos Juniors, Maradona deslumbró. Y es también con esa camiseta que marcó el gol más bello de su carrera (Lo dice él en su biografía Yo soy el Diego), un gol marcado ante el Pereira de Colombia y que parece un ensayo al que le convirtió a los ingleses en México 1986, un gol que por mucho tiempo estuvo perdido.

Ocurrió el 19 de febrero de 1980. Maradona tenía 19 años y a los 25 minutos de juego recibió un pase de espalda, en mitad de la cancha. Con un rápido giro dejó en el piso a Farid Perchi y luego comenzarían a desfilar rivales: Alberto Contreras, Henry Viáfara, el arquero Roberto Vasco, y el zaguero Óscar Moño Muñoz. Un golazo del cual se habló por semanas en Colombia, pero del cual no había registros en video.

Eso hasta 2013, cuando el camarógrafo Carlos Marín lo redescubrió en una pila de viejos VHS:

¿Crees que es el mejor gol de Maradona?