630 minutos y contando. El arquero chileno Claudio Bravo sumó un hermoso recuerdo a sala de trofeos personales, luego de establecer el récord de imbatibilidad en la portería del Barcelona, en el inicio de una liga española. En el triunfo sobre Rayo Vallecano, el golero entregó su valla en cero por séptima vez consecutiva, rompiendo por lejos la anterior marca del cuadro culé de 560 minutos, perteneciente a las manos de Pedro Artola (1978-1979).

Bravo vive su primera temporada en el cuadro catalán, luego de una extensa carrera en la Real Sociedad, y su misión principal ha sido borrar de la memoria a Víctor Valdés. La tarea, por ahora, está siendo cumplida a la perfección. Ordena a la defensa y cada vez que se estira ahoga los gritos de gol de los rivales. El único lunar no es de su responsabilidad: el DT Luis Enrique no lo alinea en la Champions League, dándole cancha al alemán Marc-André Ter Stegen.

Muchos creen que la decisión del entrenador no es la más adecuada, sobre todo, tras una pálida actuación del germano en la derrota 3-2 ante el PSG francés. Expertos acusan signos de inmadurez en el teutón, más aún, al ponerlo en contrapunto con Bravo, internacional con Chile en 85 ocasiones, con dos mundiales en la espalda y con el sello de un trabajo silencioso y sin aspavientos.

Imbatibilidad Bravo

*Real Sociedad debutaba el 2011-2012 en la primera fecha ante Atlético Madrid, pero el partido fue aplazado.

¿Cuál es su siguiente meta de Bravo? Los 897 minutos en cero logrados por el propio Valdés en diferentes competencias. Pero existe un premio mayor aún: Abel Resino estuvo 1.275 minutos imbatido, en la temporada 1990-1991, defendiendo la camiseta del Atlético Madrid. En términos simples, 14 partidos y 15 minutos sin goles ¿Su verdugo? Luis Enrique.

Viendo el calendario de partidos, ¿es posible que Bravo siga sumando minutos invicto? El próximo duelo es contra el Eibar, equipo recién ascendido, y luego se viene una prueba gigantesca ante el Real Madrid. No solo por el cartel del rival, sino porque su principal arma, Cristiano Ronaldo, viene encendido: 13 goles en 7 partidos, incluyendo tres tripletas.