Bayern Munich vuelve a aparecer en el horizonte de Arturo Vidal. Esta vez, sin embargo, no hubo un pulgar abajo a su oferta, sino que una firma que vincula al club y al jugador hasta el año 2019.

En 2011, Vidal -cuando aún no era el Rey Arturo- despuntó junto al Leverkusen y los bávaros pusieron sus ojos en el centrocampista. El acuerdo estaba cerrado, pero días después el chileno apareció con la camiseta de la Juventus de Italia. A Vidal, entonces, se le acusó de romper un acuerdo de palabra. No obstante, un lustro después dicen que todo fue un malentendido, que la culpa no fue de Vidal, sino que del Leverkusen, que no quería potenciar a un rival de la Bundesliga.

Por cierto, en el Leverkusen niegan aquello y todo queda en mi palabra contra la tuya… Y a estas alturas, da lo mismo. Hoy Vidal es el flamante refuerzo de Bayern Munich, club que desembolsó 37 millones de euros en las arcas de la Juve para adquirir su pase.

En sus cuatro años con los italianos, Vidal se convirtió en el guerrero, en el Rey Arturo, en un jugador de clase mundial que ayudó a la Vecchia Signora a conseguir cuatro scudettos y una final de Champions League. Muchos incluso lo elevan a la categoría de “el mejor mediocampista de área a área” en el mundo, gracias a su incansable despliegue, sus intercepciones de balón y su letalidad frente al arco rival.

“Complejidad es su segundo nombre. Tiene dos muy buenos pies, es un jugador fuerte, sus habilidades técnicas son buenas, marca a menudo el gol inicial y es tácticamente flexible. Encarna a un campeón en la forma que juega”

Matthias Sammer, director deportivo Bayern Munich

Obviamente, los hinchas de la Juve están desolados, porque el aporte de Vidal fue fundamental en el renacer del club, luego de su paso por los potreros. Sumando su actividad en Serie A, Copa Italia, Champions League y Europa League, la huella de Vidal en Turín es enorme. Aquí, algunos de sus números.

171 partidos disputados. Jugó menos en su temporada inicial 2011-2012 (35), porque la Juve no estuvo en competencias internacionales. Pero de ahí en adelante: 45-46-45 encuentros. En minutos efectivos de juego, el número total fue de 13.762.

48 goles convirtió Vidal con la Juve. Le marcó varios a la Lazio, al Inter y también al Chelsea. Incluso marcó el gol que le dio el tetracampeonato a la Vecchia Signora. Su temporada más productiva fue la 2013-2014, cuando anotó en 18 ocasiones.

26 asistencias de gol nacieron en los pies del hombre de San Joaquín durante su período con los italianos, lo que demuestra también su espíritu colectivo en tareas ofensiva. La mayoría de esas asistencias vino en la temporada 2012-2013: entregó 12.

54 tarjetas recibió en su paso por Turín. Vidal es un hombre a quien le gusta la fricción del medio terreno, pero pese a la dureza que se desprende de los números, solo una de esas tarjetas fue roja y llevó a su expulsión. Fue en su temporada de debut, en un duelo ante el Milan, a los 89 minutos de juego.

Las cifras, por cierto, dan una dimensión del aporte que Arturo Vidal puede entregar en el Bayern Munich de Pep Guardiola, sin embargo, la historia siempre está por inscribirse. Ya veremos cómo termina esta.