¿Barcelona o Juventus? ¿Juventus o Barcelona? Uno de los dos se quedará con la Orejona, el trofeo que certifica al monarca de la Champions League.

Ambos llegan con hambre y con la posibilidad de una temporada perfecta (liga nacional + copa nacional + Champions). El Olympiastadion de Berlín será el lugar de una batalla épica y en distintos niveles. El más obvio tiene que ver con la propuesta futbolística de cada uno, pero no será el único. En su llegada a Alemania, tanto el Barcelona y la Juventus también combatieron en el terreno de la moda.

Aquí, un análisis futbolístico-fashionista de la gran final europea:

BARCELONA

Barcelona se bajó del avión con un vanguardista conjunto de mezclilla, provisto por su auspiciador oficial Replay Jeans. Pantalón oscuro, camisa clara, pero todo del mismo material. Las únicas modificaciones eran los accesorios personales de cada jugador. Dani Alves, por ejemplo, se anotó con gafas de sol, mientras que Neymar agregó una gorra de béisbol. Messi llevó sus cosas en una mochila, Luis Suárez en una maleta con ruedas y Javier Mascherano en un pequeño neceser.

¿La pelotita? No vamos a descubrir al Barcelona ahora. Su juego de posesión estará presente en el césped del Olympiastadion, los palos -como vienen ocurriendo en Champions- serán resguardados por Ter Stegen en desmedro de Claudio Bravo, mientras que en la aventura del gol estará el tridente mágico conformado por Luis Suárez, Neymar y Lionel Messi, quienes han anotado ¡106! (Liga BBVA + Champions) tantos en esta temporada.

De anotar Messi, sacará ventaja sobre Cristiano Ronaldo en la desenfrenada carrera por ser el goleador histórico del torneo (ambos acumulan 77 dianas).

De ganar Barcelona, esta sería su quinta corona. La última la consiguió el 2010-2011, venciendo a Manchester United.

JUVENTUS

La Juve llegó a Berlín con traje y corbata, gracias a su relación con Trussardi. Todos impecables, excepto por un detalle: varios de los jugadores andaban con zapatillas. Pirlo, por ejemplo, optó por unas sencillas que al menos combinaban, pero otros -como Arturito Vidal- cayeron en la fosforescencia.

Pero basta de moda. La Vecchia Signora quiere la Orejona como punto cúlmine de un proceso duro y largo que comenzó el 2006, cuando al equipo le quitaron dos títulos nacionales y lo enviaron a la Serie B por un escándalo de arreglo de partidos (Calciopoli). El club debió reestructurarse y el camino ha sido fértil: un tetracampeonato local y la posibilidad de ganar su primera Champions desde 1996.

La Juve no tiene tanta posesión como el Barcelona, pero es infatigable. Tipos como Liechsteiner, Marchisio, Vidal, Pogba e incluso el tatita Pirlo lideran los ránkings de kilómetros recorridos en el torneo. Su defensa, además, es una de las menos batida, en un trabajo en el cual también aporta el golero Gianluigi Buffon, quien pese a su larga carrera nunca ha levantado la Orejona.

“El Barça es el favorito, pero no seremos la víctima”

Gianluigi Buffon

Dos datos extra: Juventus viene en una racha de 9 partidos invicto y el Olympiastadion es el mismo lugar en que Buffon y Pirlo se convirtieron en los campeones del mundo el año 2006, liderando a Italia.