No fue el partido soñado ni por los jugadores, ni por los hinchas, pero al menos se sumó.

En su segundo partido del Grupo A de la Copa América, Chile igualó 3-3 ante México, en quizás uno de los partidos más emocionantes de lo que va de torneo. En términos generales, se vio una Roja que pareció superar el nerviosismo del estreno, pero que a cambio mostró serias falencias defensivas. Al mismo tiempo, y viendo el lado positivo de las cosas, apareció el gol. Chile pudo ganar, pero malas decisiones arbitrales ahogaron anotaciones de Jorge Valdivia y Alexis Sánchez por inexistentes fueras de juego.

Con el empate, Chile quedó con 4 puntos, en la cima de la serie, y deberá definir el primer puesto ante Bolivia, que venció a Ecuador por 3-2, frente a las costas de Valparaíso.

Pero antes de hablar de futuro, entregamos las conclusiones que dejó el Chile 3 – México 3.

SALVE EL REY ARTURO

Arturo es nombre de héroe. De Prat a Vidal. El volante de la Juventus está llevando a Chile en el hombro con una magnífica performance. Fue quien abrió el triunfo sobre Ecuador y ante México estuvo en todas: anotó un doblete y asistió a Eduardo Vargas. A veces su brío es excesivo, pero al mismo tiempo es necesario, es quien está chicoteando los caracoles dentro del equipo, se nota ese ímpetu y siempre va adelante.

El punto más alto fue su primer gol, un cabezazo de córner, que ya se lo vimos ante Venezuela y en sus primeros años en Colo Colo, ante Coronel Bolognesi.

VARGAS, EL 9

Hace unos días, hablamos sobre la necesidad de un 9 en Chile. A Eduardo Vargas lo consideramos más un extremo, pero ante Ecuador y México, el renquino nos ha hecho comer nuestras palabras con vidrio molido. Pese a venir de una muy mala temporada en el QPR inglés -y algo lesionado-, el delantero hace milagros en el esquema de Sampaoli.

Vargas es el máximo goleador en la era del casildense y ya se anota 19 conquistas con la Roja, siendo el octavo artillero en el ránking histórico, liderado por Marcelo Salas (37). Su gol ante México, fue de 9 clásico, no de extremo.

PROBLEMAS SERIOS EN DEFENSA

Es tiempo de ver la botella medio vacía. Un elemento semi preocupante es la falta de gol de Alexis, pero mientras siga quebrando cinturas, por ahora estamos bien. Otra historia es lo que ocurre en la defensa.

Sampaoli necesita trabajar más la línea de tres o simplemente, deajr su testarudez y agrupar a sus pollos en una zaga de cuatro defensores.

Ante México, la defensa chilena estuvo cerca de crear nuestro propio Titanic. Fuera de posición, con muchos problemas para detener la potencia y velocidad de Matías Vuoso y Raúl Jiménez. En el primer gol falló Isla, en el segundo Bravo estuvo flojo y en el tercero, la línea de Medel – Jara – Albornoz fracasó en su intento de controlar un pase largo que terminó así:

EL RETO DEL PITBULL

Los jugadores de Chile se han quejado toda la Copa América -incluso antes, en el amistoso contra El Salvador- del “poco aliento” de la hinchada. Ante México, no fue diferente:

“Canten por la puta madre”, reclamó Claudio Bravo. “Hay muchos ratos de silencio, no es malestar mío, sino que generalizado. Cuando las cosas no salen bien, más los necesitamos”, agregó.

Jorge Valdivia y Gonzalo Jara se sumaron a las críticas, en una especie de frente armado contra un público cada vez más ABC 1. Pese a ello, al final del partido, Gary Medel sacó la voz en el centro del campo y llamó a sus compañeros, que ya iban a camarines, para que se despidieran de la gente que pagó las carísimas entradas de la Copa América.

“Saludemos a la gente, culiaos”

En una nota relacionada, y para cerrar, les recomendamos una entrevista de El Desconcierto a Eduardo Santa Cruz, académico de la Universidad de Chile, quien explica el estado actual de lo que conocemos como hincha, un ser cada vez más alienado y que está más preocupado del fútbol como evento, del fútbol Champions League, más que de su identidad o un Palestino vs. Rangers.

Todo calza, pollo.