Universidad de Chile venció a Universidad Católica por 4-2, en San Carlos de Apoquindo. El triunfo azul fue construido con los pies de Gustavo Canales y sirvió de medicina en un semestre lleno de sombras, incertidumbres y llantos. Por el lado cruzado, la derrota probablemente echó tierra la revolución del Comandante Che Salas, dejando a Cobresal con la primera -e inédita- opción de ser campeón.

¿Cuáles fueron las claves de este Clásico Universitario?

1 Gustavo Canales. Al igual que el resto del equipo, el goleador ha tenido un semestre pobre. Sin embargo, ante la UC, se puso traje de gala y transformó el césped de San Carlos en una alfombra roja en su honor. Canales marcó tres de los cuatro tantos (un tiro libre, un toque de izquierda y un cabezazo) y confirmó su mote de bestia negra para los cruzados. El delantero le ha marcado 11 dianas a la franja: 6 con la camiseta azul y 5 con la de Unión Española.

2 El retraso de Pulgar. La idea tenía su lógica. El DT de la UC, Mario Salas, decidió retrasar a Erick Pulgar desde el mediocampo a la línea defensiva, en desmedro de Walter Ibáñez. El plan era que con su rapidez pudiera detener a Sebastián Ubilla. Sin embargo, no resultó. La UC se quedó sin el aporte del jugador en la transición de la zona media al ataque y cuando se quemaban las banderas, Pulgar tampoco pudo detener al Conejo Ubilla, quien marcó un tanto y asistió en dos ocasiones a Gustavo Canales.

3 La experiencia de los arqueros. Fabián Cerda, arquero de la UC, no jugó un mal partido, seguro con las manos y buena distribución con los pies. Pero cometió un error fatal: regaló su vertical a Gustavo Canales, en el tiro libre que abrió la cuenta para los azules. De principiante. En la otra área, en tanto, Johnny Herrera daba pruebas de su experiencia con salvadas excepcionales a Mark González, Darío Bottinelli y Michael Ríos, y mostrando seguridad en cada uno de los centros que caían bajo sus dominios.

Mención especial: El mediocampo azul. Guzmán Pereira, Sebastián Martínez y Gustavo Lorenzetti, quien se sacrificó retrocediendo unos metros, manejaron el partido a su ritmo. Enfriaron a la UC en los momentos en que se venía encima y se conectaron de manera inteligente con sus compañeros de ataque.

Cuéntanos cuál es tu análisis.