Impredecibles. Las Clasificatorias Sudamericanas a Rusia 2018 (o a cualquier mundial) son una montaña rusa en el corazón de los aficionados del continente. Un día estás en el fondo del abismo, desamparado y con pesadillas, y al otro, súbitamente, la gloria toca a tu puerta.

Ejemplo visible es Uruguay. La Celeste venía de caer derrotada ante Argentina (1-0) y ahora acaba de meterle un 4-0 a Paraguay, bajo un vendaval en el Centenario de Montevideo. Los goles charrúas estuvieron a cargo de Edinson Cavani (x2), Cristián Cebolla Rodríguez y Luis Suárez. Sí, cuatro al mismo Paraguay que acababa de vencer a Chile, bicampeón de América, por 2-1.

La bipolaridad de los resultados también la vivieron Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Brasil y Perú, con distintos matices.

En el caso argentino, tras la victoria ante los uruguayos visitaron al colista Venezuela, sin un lesionado Lionel me están masajeando los muslos Messi para apenas rescatar un 2-2.

¿Chile? La Roja no vive días felices. Tras el bicampeonato de la Copa América sumó una derrota en Paraguay y luego no tuvo ni garras ni colmillos para dañar el planteamiento defensivo de Bolivia, en un triste 0-0 en el Estadio Monumental, y que se resumió en una nueva lesión de Matías Fernández.

Lo de Colombia, no tan terrible. Un triunfo sobre Venezuela (2-0) y una caída ante Brasil (2-1). Brasil, por su parte, que venía a los tumbos con Dunga consiguió dos victorias, la mencionada ante los colombianos y otra ante Ecuador (3-0). El mismo Ecuador que venía como uno de los líderes y que cayó en ambos partidos de la doble fecha Clasificatoria Rusia 2018, ante brasileños y peruanos (2-1). Justamente, Perú, que venía de caer ante Bolivia.

Uff… Así con un nuevo capítulo de Qué difícil es ser hincha sudamericano.