Cuando Jesús Manuel Corona jugaba por el Monterrey de México recibió el sobrenombre de Tecatito solo por cuestiones comerciales. La cerveza Carta Blanca -que tiene los mismos dueños que Tecate- era el sponsor oficial de Los Rayados. ¿Su rival? La cerveza Corona. ¿Ven el problema? Bueno, a Jesús Manuel nunca le pusieron su apellido en las camisetas para evitar publicidad al rival y poco a poco los hinchas le empezaron a llamar Tecatito, en honor a Tecate, una de las cervezas más populares del país.

Enredado, pero necesario, porque hoy Jesús Manuel Corona, o Tecatito, es el hombre del momento en México. El jugador del Porto se puso la capa y se disfrazó de superhéroe para guiar al Tri al primer puesto del Grupo C en la Copa América Centenario.

México caía 1-0 ante Venezuela y parecía que todos los caminos al gol estaban cortados. El equipo batallaba, pero no encontraba su ruta a El Dorado. Eso hasta que a los 80′ el balón cayó en los pies de Tecatito Corona, el hombre con el “10” en la espalda. Cargado a la derecha, la joven promesa mexicana aceleró hacia el centro e inició un eslalom entre la defensa venezolana que terminó convirtiéndose en uno de los goles más bellos de la Copa América Centenario.

Nada mal, Tecatito.

El partido terminó 1-1 y llevó a México a tener una marca de 22 juegos consecutivos sin derrotas, récord absoluto del Tri. También fue útil para obtener el liderato del Grupo C y evitar a Argentina en los cuartos de final. ¿Las posibilidades? Chile o Panamá.

Venezuela, en tanto, no le queda otra que enfrentar a la Albiceleste.

Por bolitas de dulces (y el honor) también jugaron Uruguay y Jamaica, con triunfo sudamericano por 3-0.