Apertura del Grupo D de la Copa América Centenario y uno de los partidos más esperados de la primera fase: Argentina versus Chile. Al final, triunfo albiceleste por 2-1, marcado por un toque emotivo de Ángel di María.

El explosivo wing izquierdo anotó la apertura de la cuenta y corrió al banco para celebrar con una camiseta en honor a su abuela recientemente fallecida y que llevaba la leyenda: “Te voy a extrañar muchísimo”.

Horas antes del partido, Di María había colgado una foto en Instagram en que se despedía de la mujer:

“Viejita linda, descansa en paz junto a tu viejito. Gracias por dejarme de herencia estos valores que hoy llevo con la frente en alto. Te quiero con el corazón!”

Una foto publicada por Ángel Di María (@angeldimariajm) el

En lo estrictamente futbolístico, Chile gozó del control del balón. Sin embargo, La Roja se mostró excesivamente imprecisa. Marcelo Díaz, Charles Aránguiz y Arturo Vidal tuvieron serios problemas para tejer jugadas, mientras que la delantera formada por Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Jean Beausejour estaba completamente desenchufada del juego. Ni hablar de los errores defensivos y la autopista dejada por Mauricio Isla en la banda derecha.

Argentina cedió la iniciativa y cada vez que recuperó trató de establecer ataques directos y manos a manos con la defensa chilena. La apuesta dio resultados a los 51′ tras una falla de Aránguiz aprovechada por Di María. Ocho minutos después -luego de otro yerro de Charles- Banegas estiró la diferencia. José Pedro Fuenzalida descontó al final, para ponerle un poco de honor a la caída.

En el juego previo del Grupo D, Panamá disputó su primer partido en la historia de la Copa América y venció a Bolivia por 2-1 con un doblete del eterno Blas Pérez.