Cada cierto tiempo, los fanáticos del fútbol de un determinado país son tomados por asalto ante las destrezas de un nuevo jugador. Son tipos que alimentan los sueños de una generación y que prometen ser cracks eternos.

Hoy, en Inglaterra, ese lugar parece llenarse con el nombre de Dele Alli, mediocampista de 19 años, perteneciente a los registros del Tottenham, y que este fin de semana atacó los programas deportivos y los compactos de YouTube con un gol de fantasía ante el Crystal Palace.


 

Todos quienes hemos tocado un balón con los pies, sabemos que ese golazo no es resultado de un chiripazo. Hay control, técnica e intención. Un pack que seguramente tiene a los hinchas del Tottenham y de la selección inglesa sobándose las manos.

Ahora, ¿de dónde salió este muchachín? Bemidele (Dele es de cariño) Alli es nacido y criado en la ciudad de Milton Keynes, aunque sus padres son nigerianos. Su talento rápidamente lo llevó a las divisiones inferiores del equipo local, Milton Keynes Dons, donde se convirtió en una especie de héroe. En febrero de 2015, antes de que otros grandes pusieran las garras, Tottenham aseguró su carta, pero lo mantuvo a préstamo para que se fogueara en las ligas menores de la isla.

En el comienzo de la Premier League 2015-2016, sin embargo, Mauricio Pochettino decidió darle una chance y confianza en la escuadra titular de los Spurs. Su juego dio réditos inmediatos, al punto de que el joven ya ha sido nominado a la selección mayor de su país e incluso le anotó un gol a Francia, en un amistoso jugado en noviembre.

No hay mucho más, pero el futuro es un libro que aún tiene muchas páginas en blanco para el joven Dele Alli.