¡Qué felicidad! ¡Sí! Esta vez ni los palos salvaron a Brasil.

Chile, finalmente, se tomó revancha de la eliminación sufrida ante los pentacampeones durante el Mundial 2014 -esa con el nefasto palo de Pinilla- y los derrotó por 2-0 en el inicio de las Clasificatorias rumbo a Rusia 2018.

Partido más fome que la cresta de estudio en el primer tiempo, con ambos equipos anulándose mutuamente. ¿El punto de inflexión? Cuando Jorge Sampaoli, a los 39 minutos, se da cuenta que puede hacerle más daño a Brasil quitando a Francisco Silva de la defensa para poner a Mark González como puntero por la izquierda. El cambio dio efecto inmediato: tras un carrerón de Chico Mark, Alexis estrelló un balón en el poste.

Fue el primer palo que revivió los fantasmas del Mineirao. Y en el segundo tiempo habría otro: un latigazo de Mauricio Isla que nuevamente salvaba al Scratch.

Parecía que la mala suerte ante Brasil se tornaba una maldición. Sin embargo, el Chile campeón de América, demostró ser un equipo maduro, con una mecánica clara y que nunca renuncia a sus principios ni a los caminos que llevan al gol.

Un tiro libre de Matías Fernández conectado por el iluminado Eduardo Vargas significó el 1-0

Mientras que una pared entre Arturo Vidal y Alexis Sánchez acabó con toda chance de Brasil en los 90′

¿Puntos altos? Obviamente, los goleadores Vargas y Sánchez, pero también aplausos para Mauricio Isla conteniendo a Douglas Costa, Gary Medel y sus constantes coberturas defensivas, y Matías Fernández, quien ingresó en el segundo tiempo para desnivelar el partido.

¿Puntos bajos? A Vidal lo salvó la asistencia a Sánchez, pero se notó que las molestias a la rodilla que lo aquejan limitaron su actuación. Más preocupante fue el nivel de Jorge Valdivia. El “10” anduvo peleado con la pelota.

***

Los resultados de los otros duelos eliminatorios:

Argentina 0 – Ecuador 2 (Sin Messi no hay paraíso)

Colombia 2 – Perú 0

Venezuela 0 – Paraguay 1

Bolivia 0 – Uruguay 2