Para nuestro gusto, Portugal es una selección completamente sobrevalorada, sin chispa, sin ideas ni sazón. Pero ahí está, tapándonos la boca como primer finalista de la Euro 2016 con apenas un triunfo en todo el torneo, el de ayer (por 2-0) en las semis ante Gales y donde su estrella por fin hizo la diferencia.

Sí, hablamos de Narciso Cristiano Ronaldo.

CR7 fue determinante en el partido gracias a una asistencia y un súper cabezazo que quemó las manos del portero galés Wayne Hennessey. Según los registros del diario británico, The Daily Mail, el portugués se elevó a 76 centímetros del suelo para disparar un misil con su mate que alcanzó los 71,3 kilómetros por hora. Recordamos, no fue un tiro con los pies, sino que con la cabeza.

The Bleacher Report hizo una increíble animación del momento:

Por añadidura, el gol significó que Cristiano Ronaldo igualara al francés Michel Platini como máximo goleador en la historia de la Eurocopa con 9 goles. La diferencia, eso sí, es que Platini consiguió la marca en solo 5 partidos, mientras que Cristiano necesitó 20.

Párrafo aparte para la genialidad de la UEFA. Muchos ayer se preguntaron por qué ambos equipos jugaron ayer con sus camisetas de visita. La respuesta no tiene nada que ver con el márketing, sino que con un guiño a la comunidad de personas que sufren con el daltonismo. La combinación utilizada para el partido era la única que podía evitar confusiones para ellos.

portugal-gales

Muy bien UEFA, muy bien.