David Beckham acaba de poner sus adorados pies en suelo chileno. El ex futbolista aterrizó en la región de Magallanes como una escala previa antes de ir a la Antártida. ¿Qué anda haciendo? El “7” no viene a mirar pingüinos, sino que en un viaje como embajador de la Unicef en la que busca jugar 7 partidos en 7 continentes, en una serie que además es seguida por las cámaras de la BBC para el documental “For the love of the game”.

La aventura benéfica comenzó en Papua Nueva Guinea, Oceanía, donde varios no lo conocían.

“Muchos de ellos no saben qué tan famoso es este tipo, pero quienes tienen acceso a las redes sociales y juegan fútbol están arriba de la Luna”, dijo el ministro de deportes de la nación Justin Tkatchenko.

Ahí, Beckham, además de compartir con las tribus locales aprendió a hacer una pelota de fútbol con hojas de bananas.

Tras esa experiencia, Beckham se embarcó rumbo a Nepal (Asia) y Djibouti (África), hace apenas dos días. El viaje no se detuvo ahí, y Becks apareció ayer en las villas miseria de Buenos Aires, compartiendo con niños de la zona.

Amazing day in Buenos Aires playing with the kids from the community .. #loveofthegame @unicef

Una foto publicada por David Beckham (@davidbeckham) el

Después de una noche de sueño y una buena ducha, los tickets directo a Magallanes, como una previa a su idea de jugar en SanCarlos la Antártida. Beckham reclama que será el primer partido en el continente helado. Pero, entre nosotros, eso no es verdad. Basta googlear para ver que el fútbol llegó hace rato por esos parajes.

Como sea, eso no le resta nada a la iniciativa:

“Este épico viaje me permitirá mostrar el lado positivo del juego que amo y enfocar la luz en la pasión y el altruismo de la gente que lo juega, como una fuerza de bien”, David Beckham.