Mi madres es la única persona en el mundo que me regala pijamas. Tengo una colección y el hecho de que vivamos a 8.500 kilómetros de distancia no la detiene en su obrar.

¿Qué tiene que ver esto con Leo Messi y Luis Suárez? La verdad es que no mucho, solo que siempre pensé que un pijama era un regalo de madre e hijo, una tradición simbólica para tener la oportunidad de decir “otra vez un pijama”. Sin embargo, los jugadores del Barcelona acaban de derribar el mito: entre amigos también se puede obsequiar esta noble prenda para dormir.

No sabemos si el aburrimiento de ambos en la fecha FIFA (Messi está lesionado y Suárez suspendido) alimentó la humorada o si simplemente existe amistad verdadera entre ambos, pero lo cierto es que el pijama en cuestión no es cualquier pijama. De hecho, Messi se sacó una foto y la subió a Instagram para mostrarlo.

Sí, el pijama tiene a uno de los enanos de Blancanieves y la frase “I hate mornings” (Odio las mañanas)

Messi agradeció el gesto de Suárez, dejando en claro que no entendió la elección del enano gruñón.

Nosotros tampoco, pero la imaginamos.