Quinta fecha del Torneo de Apertura 2015 del fútbol chileno. Ya llevamos un tercio del campeonato más breve del mundo. Colo Colo sigue líder tras su triunfo sobre Antofagasta, la U dio un show junto a Palestino en un increíble 4-4, la UC cayó 2-0 ante Unión Española, mientras que Audax Italiano y Deportes Iquique sumaron sus primeros triunfos.

Sin embargo, todo eso queda en segundo plano, tras la partida de Javier Muñoz, relator del CDF. Después de narrar la victoria de Santiago Wanderers sobre Huachipato, el periodista sanfelipeño de apenas 43 años falleció en un accidente de tránsito. Una noticia penosa que suspende el ánimo de análisis.

En vez de eso, aquí recordamos las frases que lo tenían convertido en la voz más reconocible del Canal del Fútbol.

I. Pitazo. ¡Aaaaaarrrranca!

Así comenzaba cada relato de Muñoz. Al inicio de cada tiempo.

II. La fiesta del deporte rey

Todavía en los primeros estertores del partido, en los detalles introductorios, el relator nos recordaba cada vez la magnífico que es el fútbol

III. La zona de castigo

Cada vez que un delantero -del dueño de casa o del cuadro/equipo forastero- se encaramaba en el área rival, en un ataque individual o a través de jugadas de pelota detenida.

IV. Banderita acusadora, posición ilícita

Momento del offside. Muñoz señalaba la posición de adelanto haciendo referencia al juez asistente.

V. ¡Se lo perdió, se lo perdió!

Cada vez que un delantero desperdiciaba una clara chance de gol. De esas que era más fácil echarla adentro.

VI. ¿En qué estuvo? ¿En qué estuvo?

Variante del “¡se lo perdió!”. En ocasiones venía a continuación.

VII. ¡Ufff! ¡Casi! ¡Casi!

Quizás la expresión más reconocida de Muñoz. También ante una opción de gol no convertida, de esas que besan los postes o se estrellan en ellos.

VIII. ¡No!, ¡No, no, no!

Cuando un gol era anulado, un penal negado o cuando una jugada prometedora quedaba invalidada ante un cobro arbitral.

IX. Notable. Atento. Presto

Frase del relator cada vez que un portero hacía una atajada para la foto. Si era demasiado buena, a continuación agregaba: ¡Una maravilla!

X. ¡Aaaazul! ¡Aaaazul!

Los gritos de gol de Muñoz eran iguales para todos, excepto para la U, momento en que coreaba los colores del cuadro universitario.

XI. ¡De Colo Colo! ¡De Colo Colo!

La otra excepción era cuando el otro grande del fútbol chileno inflaba las redes.

***

Hasta siempre, Javier.